Enlaces de accesibilidad

Diplomacia ridícula


Consulado de Cuba en Barcelona. Foto cortesía Joan Antoni Guerrero.
Resulta casi contradictorio que se pueda relacionar algo como es la diplomacia (que tiene que ver con las buenas formas y el comportamiento ecuánime) con las prácticas que uno observa en los funcionarios cubanos de los consulados, delegaciones y embajadas del gobierno castrista por el mundo. Hace unos días tuve la oportunidad de plantarme de nuevo delante de una de estas delegaciones del gobierno de Castro, en este caso fue en la céntrica Lexington Avenue de Nueva York, donde se ubica la Misión Permanente de Cuba ante las Naciones Unidas.

Hacía tiempo que no participaba en una protesta de estas características, ya que las últimas en las que estuve fueron hace ya algún tiempo en Barcelona, Madrid y Santiago de Compostela. En estos tres sitios, y ahora también en Nueva York, pude comprobar que los funcionarios castristas no están a la altura de lo que se espera de alguien que trabaja en una representación diplomática. Pero, eso sí, cumplen perfectamente el papel que se espera de los peones de un régimen totalitario fuera de sus fronteras: el intento de extender sus despreciables reglas a los que están fuera de su territorio.

En Nueva York me uní a la protesta que se había convocado a través de las redes sociales para pedir la liberación de la opositora Sonia Garro, cuyo juicio tenía que celebrarse ese mismo día y hora en La Habana. Llegué un poco antes y me planté pronto en la acera de enfrente. No sé si porque están pintando las oficinas o porque están haciendo obras, todas las ventanas que dan al balcón aparecieron recubiertas con un papel negro por lo que no se podía contemplar lo que sucedía en el interior, aunque sí se adivinaban algunas sombras. Mientras esperaba la llegada de más manifestantes me ocupé de revisar correos en mi móvil, lanzar algunos tuits, hasta que un flash fotográfico potente desde el balcón de la Misión Cubana llamó mi atención.

Imagino que este “registro” fotográfico habitual que hacen los castristas en sus oficinas fuera de Cuba es lo que mantiene a muchos cubanos alejados de las protestas que se convocan. De alguna manera habría que ver si resulta posible denunciar estos comportamientos porque parecen violar el derecho de cualquier persona a manifestar su opinión en la vía pública sin ser molestado y a unirse a otras personas que comparten la misma opinión sobre un tema en cuestión. A medida que iban llegando más manifestantes a las puertas de la Misión, se registró más movimiento detrás del papel negro en el balcón.

Resulta un tanto patético pensar que funcionarios de una sede diplomática puedan realizar este tipo de labores en el exterior. De todos modos, ese fervor fotográfico castrista en Nueva York no superó el que vi en febrero de 2009 en Barcelona cuando el cónsul de entonces en la capital catalana salió al balcón con su abrigo y empezó a lanzar fotos a un grupo de manifestantes que se habían congregado en las puertas del consulado en Passeig de Gràcia. La foto que ilustra este artículo habla por sí sola sobre el ridículo que puede llegar a ser en ocasiones el totalitarismo, intentando exportar ese miedo político hacia los demás incluso cuando están en tierras ajenas.
  • 16x9 Image

    Joan Antoni Guerrero Vall

    Joan Antoni Guerrero Vall (Reus, España, 1979) es periodista licenciado en la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB). Ha trabajado y colaborado con agencias de noticias como Europa Press y ANA, con periódicos en lengua catalana como el AVUI, ARA, Diari d'Andorra o Diari de Tarragona, así como en el semanario El Temps, Nació Digital o la antigua COM Ràdio. Combina sus colaboraciones periodísticas con actividades de comunicación para instituciones educativas como la Universitat Oberta de Catalunya (UOC) o también culturales. En 2009, tras varios viajes a Cuba, decidió crear un blog sobre la Isla. Bajo el título Punto Cuba, el autor pretende ofrecer una visión externa y desde la distancia sobre lo que sucede en la Isla, con especial interés sobre las dinámicas de oposición al gobierno cubano, tanto sobre el espacio físico como el digital, así como observar la lucha del pueblo cubano por la recuperación de sus derechos fundamentales. Colabora con Radio Martí desde 2010. Al mismo tiempo, forma parte del equipo que lanzó la versión en catalán de la plataforma de blogueros Global Voices, colectivo con el que obutvo el Premio Blogs Catalunya 2013 en la categoría de Nuevos Medios.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG