Enlaces de accesibilidad

Ómnibus se quiebra y crea embotellamiento en la Vía Blanca


Afortunadamente, no se reportaron víctimas debido a que el ómnibus, número 1780, circulaba sin pasajeros y el chofer no sufrió heridas graves.

LA HABANA.- Un ómnibus de la ruta P-15 sufrió el pasado viernes, en horas de la tarde, una grave rotura en la articulación que comunicaba la sección principal del mismo con la trasera, provocando la separación de ambas partes, lo que generó el caos en la vía y la inmediata presencia de la policía.

El accidente tuvo lugar en el tramo de la carretera Vía Blanca que comunica Alamar con el municipio Guanabacoa, lugar hacia el cual se dirigía el ómnibus en el momento del accidente, con el objetivo de cargar pasaje desde el citado municipio para dirigirse hacia el Vedado.

Afortunadamente, no se reportaron víctimas debido a que el ómnibus, número 1780, circulaba sin pasajeros y el chofer no sufrió heridas graves.

El pasado mes, el municipio Habana del Este, a cuyo paradero pertenece la ruta P-15, incrementó su servicios con ómnibus de la marca Yutong, pertenecientes a la empresa Transmetro, que opera como expresos en los horarios pico de la mañana y de la tarde.

No obstante, los llamados “P”, sucesores de los antiguos “camellos”, siguen contando con los mismos ómnibus desde hace más de cinco años. De ahí que la tecnología, obsoleta y deteriorada, ponga en peligro constante a los cientos de miles de pasajeros que mensualmente usan ese tipo de transporte.

“Esos carros tienen unas cadenas que son las que mantienen unidas las articulaciones, y en este caso se partieron”, expresó Luis Carlos Pérez, mecánico de ómnibus del paradero de Cojímar, presente en la escena.

“Uno siempre tiene miedo cuando se monta en un articulado de esos. Y la gente confía, y te dicen que eso nunca se rompe, pero mira lo que acaba de pasar. Por suerte no había nadie viajando en ese momento, pero podía haber sido como en la pila de accidentes que están pasando en las carreteras”, dijo Félix Pacheco, chofer de un Lada.

El número de accidentes que han sido reportados por los medios en las carreteras cubanas supera la veintena en lo que va de año. Sin embargo, las medidas enérgicas por parte de las autoridades aún se esperan.

El deterioro del parque automotor, la falta de piezas de repuesto, el maltrato de choferes y ciudadanos a las llamadas “guaguas”, son solo algunos de los factores que provocan accidentes en las carreteras de Cuba.

La ruta P-15 estuvo cubriendo la distancia Alamar-Vedado hasta el pasado año, cuando fue recolocada para operar desde Guanabacoa hasta el céntrico barrio del municipio Plaza.

“Si esto hubiera sucedido cuando el pasaje se cargaba desde Alamar, ahora tal vez habría heridos y hasta muertos”, expresó Jesús Martínez, vecino del lugar.

Los esfuerzos por acceder al testimonio del chofer, que fue conducido en una ambulancia hacia el hospital “Luis Díaz Soto” (Naval), fueron fallidas debido a la custodia policial.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG