Enlaces de accesibilidad

Afirma Obama que agresión rusa refuerza unidad de occidente


El presidente estadounidense Barack Obama y la canciller alemana Angela Merkel, ante la prensa tras su reunión en la Casa Blanca.

Obama mantuvo vigente la perspectiva de que si fracasa una nueva ronda diplomática en los próximos días, Estados Unidos podría enviar armas defensivas al acosado ejército ucraniano.

Los líderes de Estados Unidos y Alemania declararon el lunes que la agresión rusa en Ucrania solo ha servido para fortalecer la unidad entre Estados Unidos y Europa, al analizar las perspectivas de un precario plan para buscar el fin del conflicto.

El presidente Barack Obama mantuvo vigente la perspectiva de que si fracasa una nueva ronda diplomática en los próximos días, Estados Unidos podría enviar armas defensivas al acosado ejército ucraniano. Dijo que si bien aún no ha tomado una decisión sobre la ayuda letal, sus colaboradores estudian "si hay otras cosas que podemos hacer para ayudar a Ucrania a reforzar su defensa ante la agresión rusa".

La canciller alemana Angela Merkel y los demás gobernantes europeos se oponen firmemente a armar a Ucrania, en parte por miedo a provocar una guerra con Rusia a través de terceros países. Estados Unidos y Europa han estado generalmente de acuerdo en su respuesta al conflicto entre Rusia y Ucrania, lo cual plantea la posibilidad de que una diferencia pública sobre la ayuda letal sería una táctica para llevar al presidente ruso Vladimir Putin a aceptar un plan de paz.

Durante una conferencia de prensa conjunta, Merkel reafirmó que no ve una solución militar a los enfrentamientos en el este de Ucrania. Pero cualquiera que sea la decisión de Obama, añadió, "la alianza entre Estados Unidos y Europa se mantendrá, seguirá siendo sólida".

Merkel y el presidente francés Francois Hollande se reunieron con Putin y con miembros del Gobierno ucraniano la semana pasada y anunciaron una nueva cumbre a realizarse el miércoles en Minsk, Bielorrusia. Estados Unidos no participó de las negociaciones la semana pasada ni lo hará el miércoles.

Merkel, quien tiene acaso la relación más productiva con Putin de cualquier gobernante occidental, dijo que un acuerdo diplomático era crucial para la paz en Europa. "Yo misma no podría vivir sin haber hecho el intento", dijo a través de un intérprete.

Más de 5.300 personas han muerto en el este de Ucrania desde abril, de acuerdo con la ONU. El derramamiento de sangre se acentuó en las últimas dos semanas, lo que dio lugar a nuevas maniobras diplomáticas y la reevaluación de Obama sobre el envío de ayuda militar defensiva.

La ayuda estadounidense se ha limitado a pertrechos no letales como máscaras antigás y tecnología de radar. Si Obama aprueba la ayuda letal, Estados Unidos podría enviar misiles antitanque y vehículos blindados.

La Unión Europea resolvió el lunes suspender temporalmente la ampliación de sanciones a rusos y separatistas y ucranianos a la espera de las conversaciones de paz.

XS
SM
MD
LG