Enlaces de accesibilidad

Obama y Romney: argumentos finales


El candidato republicano a la presidencia de EEUU, Mitt Romney (d), y el presidente y aspirante a la reelección, Barack Obama.

En una muestra de lo ajustado de la carrera, Romney anunció que alargará su campaña hasta el martes, el mismo día de las elecciones, cuando visitará los estados clave de Ohio y Pensilvania (noreste).

El presidente estadounidense Barack Obama y su rival republicano Mitt Romney lanzaban este lunes sus argumentos finales para seducir a los votantes en el último día de campaña, la víspera de unas elecciones a las que llega el mandatario con una mínima ventaja.

Tras una agotadora batalla de 18 meses, ambos candidatos mantenían un empate técnico en el voto a nivel nacional, según las encuestas, pero Obama marcha levemente por delante en una decena de estados estratégicos.

Por el contrario, Mitt Romney, exgobernador de Massachusetts, necesita ganar casi todos esos estados, sobre todo Ohio, si quiere convertirse en el presidente estadounidense número 45.

Este lunes hacían un último intento por convencer al escaso número de votantes indecisos de que sus políticas, sus plataformas y su enfoque para dirigir a Estados Unidos a partir de 2013, son las mejores.

"Mientras haya estadounidenses sin empleo, nuestro trabajo no habrá terminado", dijo Obama ante unas 18.000 personas en Madison, la capital de Wisconsin, donde compartió tarima con la estrella del rock Bruce Springsteen, quien acompaña al presidente en varios mítines este lunes.

Romney comenzó temprano el lunes con un acto de campaña en Orlando, Florida, apenas diez horas después de su último mítin del domingo en Virginia.
"Necesitamos cada voto en Florida. (...) Les pedimos que nos acompañen hasta la victoria la noche del martes", dijo Romney ante sus seguidores, quienes coreaban "¡Un día más! ¡Un día más!", una respuesta al "¡Cuatro años más!" que cantan los simpatizantes de Obama.

En una muestra de lo ajustado de la carrera, Romney anunció que alargará su campaña hasta el martes, el mismo día de las elecciones, cuando visitará los estados clave de Ohio y Pensilvania (noreste).

Esos cuatro estados combinados representan 57 electores de los 270 necesarios para obtener la victoria el martes, en unas presidenciales que se dirimen de forma indirecta, a través de un Colegio Electoral de 538 votos.

Ciertos problemas en el voto anticipado en Florida y Ohio presagian un escrutinio agitado, mientras cada partido se prepara para una eventual batalla judicial en caso de resultados controvertidos.

Pese al agotamiento que muestran, los candidatos siguen el lunes su ritmo frenético de campaña.

Tras Wisconsin, Obama viajó a Ohio y luego irá a Iowa, el estado en el que inició su campaña en 2008, y terminará en su ciudad, Chicago.

Romney, por su parte, pisará en la jornada, además de Florida, Virginia, Ohio, y New Hampshire, donde comenzó su campaña hace 18 meses.

El candidato mormón votará el martes en la localidad de Belmont, Massachusetts, donde reside. Obama votó anticipadamente el 25 de octubre en Chicago.
XS
SM
MD
LG