Enlaces de accesibilidad

Obama y Romney se preparan para el primer debate


Vista general del interior del centro de prensa para el debate presidencial 2012, en el Magness Arena en la Universidad de Denver en Denver (EE.UU.).

Los televidentes verán este miércoles dos visiones distintas para el futuro rumbo de EE.UU y los temas serán la economía, temas de salud y el rol del gobierno en la economía.

Los candidatos a la presidencia de EE.UU., el demócrata Barack Obama y el republicano Mitt Romney, se enfrentarán este miercoles cara a cara, en el primero de los tres debates presidenciales programados antes de las elecciones del 6 de noviembre, centrado en asuntos de política interna.

Según la Comisión de Debates Presidenciales, este primer debate en Denver (Colorado) será de 90 minutos y estará dividido en seis segmentos de 15 minutos cada uno. Los tres primeros estarán dedicados exclusivamente a la economía, mientras que cada uno de los restantes abarcará la sanidad, el papel del Gobierno en la sociedad y la gobernabilidad.

Obama insiste en que heredó un desastre económico y que requiere de un segundo mandato para lograr la plena recuperación económica, mientras la creciente deuda nacional alcanza ahora los 16 billones de dólares, señaló la agencia Efe.

En septiembre de 2011, Obama presentó ante el Congreso un plan de estímulo de 447.000 millones de dólares para la creación de empleos, que incluyó recortes de impuestos en la nómina y en los negocios, y nuevas inversiones para la infraestructura, educación y capacitación laboral. El Congreso sólo aprobó parte de ese plan.

Romney se ha apoyado en su trayectoria como gobernador de Massachusetts y como líder empresarial durante 25 años, y asegura que sabe cómo arreglar y capitanear la economía.

Como parte de su plan de 59 puntos, Romney ha prometido crear 12 millones de nuevos empleos y revocar la ley Dodd-Frank que impuso mayores regulaciones a Wall Street.

En aras de la austeridad fiscal, ha dicho que comenzará a trabajar en recortes presupuestarios de hasta 500.000 millones de dólares al año para finales de su primer mandato.

XS
SM
MD
LG