Enlaces de accesibilidad

Día de Acción de Gracias en EEUU y el perdón presidencial


PRESIDENTE OBAMA PERDONA LA VIDA AL PAVO NACIONAL DURANTE UNA CEREMONIA DE ACCIÓN DE GRACIAS

A diferencia de otros feriados en Estados Unidos el Día de Acción de Gracias no está ligado a una tradición religiosa, lo que facilita que personas de diversos credos lo celebren juntos.

El presidente Barack Obama perdonó el miércoles a un pavo en su último Día de Acción de Gracias, una tradición anual en la que el mandatario de Estados Unidos salva a dos de esas aves --el plato principal en muchas mesas familiares ese día-- de los afilados cuchillos.

El día de "Acción de Gracias es una oportunidad para reunirse con los seres queridos, reflexionar en nuestras muchas bendiciones y, tras una larga temporada de campaña, finalmente trasladar nuestra atención de las urnas a las aves", dijo al presentar los pavos de este año --dos ejemplares de unos 17 kg y 18 semanas de vida procedentes de Iowa, bautizados Tater y Tot.

PRESIDENTE OBAMA PERDONA LA VIDA AL PAVO NACIONAL DURANTE UNA CEREMONIA DE ACCIÓN DE GRACIAS
PRESIDENTE OBAMA PERDONA LA VIDA AL PAVO NACIONAL DURANTE UNA CEREMONIA DE ACCIÓN DE GRACIAS

Tot fue perdonado en la ceremonia del Jardín Rosado, mientras que Tater quedó de reserva para el caso de que algo saliera mal con el primero. "Quiero dedicar un momento a reconocer a los valientes pavos que no tuvieron tanta suerte, que no aprovecharon la bolada para obtener la libertad, que se enfrentaron a su destino con coraje y sacrificio y demostraron que no eran gallinas", dijo Obama desatando comentarios divertidos.

El origen de la tradición de perdonar la vida a un pavo no está muy claro, aunque los relatos remiten al siglo XIX, a los días de la presidencia de Abraham Lincoln (1861-1865), cuyo hijo, agregan esos relatos, lo convenció de perdonarle la vida a uno.

El Día de Acción de Gracias se celebra en Estados Unidos el último jueves de noviembre y es un momento para reunirse con la familia y los amigos, compartir una comida tradicional y expresar gratitud por las buenas cosas en la vida.

El día es feriado nacional y traza sus orígenes a la celebración de una cosecha de tres días de duración realizada en 1621 en lo que hoy es Massachusetts.

Los indígenas wampanoag locales en esta zona, enseñaron a los colonos ingleses cómo sobrevivir cultivando productos endémicos, cazando y pescando. Los colonos invitaron a los Wampanoag a compartir una comida hecha con pavos silvestres, patos, gansos, pescados y mariscos, maíz, verduras y frutos secos. Los wampanoag trajeron carne de venado.

Aún hoy, el Día de Acción de Gracias gira en torno a los alimentos originarios de las Américas: pavo, salsa de arándanos y papa majada, y de postre una tajada de pastel de zapallo, aunque cada región de Estados Unidos tiene sus variaciones locales para el festín tradicional.

En el noreste del país el pavo puede ser cubierto por jarabe de arce de Vermont y relleno con pan hecho con castañas. Los residentes de Baltimore sirven sauerkraut y algunos en el sur hacen el relleno con pan de maíz y ostras y sirven con batata dulce y malvaviscos tostados. Los cocineros del suroeste sirven el pavo con pasta de chili ancho y comino.

El Día de Acción de Gracias es hoy todavía para los estadounidenses el día para mostrar su gratitud por lo que tienen y compartir sus dones con otros. En muchas ciudades de Estados Unidos grupos de voluntarios preparan y sirven la comida del Día de Acción de Gracias a los más desvalidos y las iglesias, mezquitas, templos y otros centros religiosos auspician celebraciones interreligiosas.

A diferencia de otros feriados en Estados Unidos el Día de Acción de Gracias no está ligado a una tradición religiosa, lo que facilita que personas de diversos credos lo celebren juntos, según Christina Warner, de la campaña Hombro a Hombro (Shoulder-to-Shoulder), una organización sin fines de lucro dedicada al conocimiento interreligioso. “Partir el pan juntos es una manera realmente fundamental en la gente llega a conocerse mutuamente”, dice Warner.

Por ejemplo en Memphis, Tennessee, la Iglesia Metodista Unida Heartsong y el Centro Islámico de Memphis comparten una comida anual del Día de Acción de Gracias. “Hemos logrado hacer muchas amistades y establecer relaciones”, dijo Danish Siddiqui, miembro de la junta de gobierno del Centro Islámico.

La congregación musulmana esperaba en 2009 por la construcción de su centro cuando la iglesia Heartson les ofreció sus instalaciones para la oración nocturna durante el Ramadán. Los creyentes musulmanes comenzaron a traer alimentos para compartir con los metodistas. Y cuando Heartsong ofreció auspiciar en conjunto la cena del Día de Acción de Gracias el Centro Islámico aceptó, con la condición de “que nosotros llevamos la comida”, dijo Siddiqui.

Con material de agencias noticias y ShareAmerica.gov

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG