Enlaces de accesibilidad

El presidente estadounidense pide a Bashar Asad que renuncie tras masacre en la ciudad de Homs

El presidente Barack Obama dijo al pueblo sirio el sábado que Estados Unidos es solidario con él tras un ataque brutal en la ciudad de Homs que dejó al menos 200 muertos.

Obama reiteró su llamado a que el mandatario sirio Bashar Assad abandone el poder. En un comunicado en duros términos, Obama dijo que Assad perdió legitimidad y "no tiene derecho" a continuar en el poder.

Al condenar la violencia, el presidente estadounidense dijo que la política de terror contra el pueblo "indica la debilidad inherente y el inevitable derrumbe" del régimen.

Obama pidió también al Consejo de Seguridad de la ONU, reunido el sábado, que apruebe un proyecto de resolución que pide a Assad que deje el poder.

Entretanto, la agencia AFP dijo que las potencias occidentales en la ONU indicaron el sábado su determinación a llevar a votación un proyecto de resolución que condena la represión en Siria, a pesar del rechazo de Rusia.

La secretaria de Estado Hillary Rodham Clinton señaló que estadounidenses y europeos deben enviar un mensaje común claro a los tiranos, de que deben respetar los derechos de su pueblo. La funcionaria habló mientras estallaba nuevamente la violencia en Siria antes de una esperada más tarde durante el sábado una votación en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre una resolución en esa materia.

"Mientras un tirano en Damasco trata brutalmente a su propio pueblo, Estados Unidos y Europa se mantienen hombro a hombro", señaló en referencia al presidente sirio Bashar Assad.

Clinton dijo, "dondequiera que los tiranos denieguen las exigencias legítimas de su propio pueblo, nosotros necesitamos trabajar juntos para enviarles un mensaje claro: no se puede frenar el futuro a punta de pistola".

XS
SM
MD
LG