Enlaces de accesibilidad

Obama: la "esperanza" y el "cambio"


Fotografía de archivo del presidente estadounidense, Barack Obama.

Lo que más frustración le ha causado al presidente estadounidense es no haber podido cambiar la "atmósfera" política de Washington, donde la batalla bipartidista entre demócratas y republicanos bloquea muchas iniciativas en el Congreso

El presidente de Estados Unidos y candidato a la reelección, Barack Obama, afirmó que su campaña sigue siendo la de la "esperanza" y el "cambio", y que ese es el mensaje que espera trasladar a los votantes, en una entrevista transmitida el domingo por la cadena CBS.

Durante los viajes por el país "yo le digo a la gente (que) esta campaña sigue siendo sobre la esperanza. Si alguien me pregunta, sigue siendo sobre el cambio", dijo Obama en una entrevista con el periodista Charlie Rose para CBS grabada en la sala azul de la Casa Blanca y en la que también participó su esposa, Michelle.

Los mensajes de cambio y esperanza resumidos en la famosa frase "Yes, we can" (Sí, podemos) contribuyeron en gran medida a la victoria de Obama en 2008.

"Creo que es importante saber que hicimos una gran cantidad de cosas en estos cuatro años", resaltó el presidente, que buscará la reelección en noviembre frente al republicano Mitt Romney.

La agencia EFE también reconoció que lo que más frustración le ha causado es no haber podido cambiar la "atmósfera" política de Washington, donde la batalla bipartidista entre demócratas y republicanos bloquea muchas iniciativas en el Congreso.

"Creo que no hay duda de que subestimé el grado en que en esta ciudad (Washington) la política prevalece sobre la resolución de los problemas", comentó Obama al respecto.

Sobre Romney, afirmó que no puede criticar que el aspirante republicano utilice como arma electoral en su contra la situación económica del país, que todavía no se ha recuperado por completo de la crisis de 2008.

"Es su argumento y no me oirán quejarme de que lo utilice porque, si estuviera en sus zapatos, haría lo mismo", anotó Obama.

El presidente también habló de asuntos más personales y admitió estar "felizmente sorprendido" por la forma en que la experiencia de estar en la Casa Blanca "ha fortalecido" en lugar de debilitar su matrimonio con Michelle.

En extractos de la entrevista adelantados el pasado jueves, Obama subrayó que el "mayor error" de su mandato ha sido "anteponer las políticas a la forma de contarlas" y no haber sabido conectar con los ciudadanos.

"Cuando pienso en lo que he hecho bien y lo que no he hecho bien, el error de mi primer mandato, de los dos primeros años, fue pensar que este trabajo es sólo hacer las políticas correctas", señaló Obama.

"Y eso es importante, pero la naturaleza de este trabajo es también contar una historia a los estadounidense que les dé un sentido de unidad, un propósito y optimismo, especialmente en tiempos difíciles", agregó.

La entrevista completa se emitirá este lunes en el programa "CBS This Morning".

Entretanto, la agencia AFP dijo que a cuatro meses de las elecciones generales en Estados Unidos, el presidente Barack Obama tiene un mayor apoyo entre las mujeres, los afroestadounidenses, los hispanos y los jóvenes, grupos que podrían darle la ventaja en la contienda de noviembre.

Conserva la preponderancia de ser un mandatario en busca de la reelección y la gente, en términos generales, le tiene simpatía.

Pero existen indicios de que Obama no despierta tanto entusiasmo entre sus simpatizantes como antes, y de que el presidente, del Partido Demócrata, ya no domina la recaudación de fondos, pues el aspirante republicano Mitt Romney y los grupos allegados al Partido Republicano van ganando terreno en la recepción de dinero.

Además, la vacilante economía, que hizo crisis a finales de 2008 y contribuyó a que Obama consiguiera la presidencia, es un enorme factor de vulnerabilidad. Al llegar noviembre, podría eclipsar sus otras ventajas.

A continuación, una mirada a los activos y pasivos de Obama:

VENTAJAS:

Preponderancia de la reelección: Como presidente, puede establecer la agenda nacional. Esta es una facultad a la que puede dar un buen uso durante la campaña. Apeló directamente a los hispanos, por ejemplo, cuando anunció una política de inmigración más condescendiente para las personas que llegaron cuando niños a Estados Unidos.

Demografía: Obama va delante de Romney entre las mujeres, los afroestadounidenses, los hispanos y los jóvenes, ventajas con comunidades clave de votantes que podría permitirle ganar los estados más disputados, como Nevada, Colorado y Virginia, con amplias poblaciones de hispanos, así como Carolina del Norte, con alta participación de afroestadounidenses.

Simpatía: Sin importar cuán mal vaya la economía o cuánto se hunda la aprobación sobre el trabajo de Obama, las encuestas muestran que muchos estadounidenses todavía sienten simpatía hacia el presidente. De acuerdo con un sondeo reciente de NBC News/Wall Street Journal, el 50% simpatizó con Obama y el 33% con Romney.

Representantes sólidos: El equipo de campaña de Obama tiene dos populares y persuasivos representantes a su disposición: La primera dama Michelle Obama y el vicepresidente Joe Biden. Ambos son enviados a lugares donde podrían ser más populares que el presidente. La primera dama tiene una popularidad de 64% en una encuesta reciente de Pew, mientras Biden tiene mayor ascendencia que Obama entre los blancos y los trabajadores en sitios como Ohio y Pensilvania.

DESVENTAJAS:

Economía: No hay mayor amenaza a las perspectivas de reelección de Obama que la economía. El desempleo nacional ronda por encima del 8% aunque es menor al 10,1% de 2009. Pero los asesores presidenciales temen que la economía pueda empeorar y fortalecer la noción de una mala conducción económica.

Dinero externo: Romney y grupos externos que lo apoyan podrían gastar más de 1.000 millones de dólares durante la campaña, sobre todo para atacar al presidente. El dinero recaudado el mes pasado por el equipo de campaña de Romney superó con creces el monto obtenido por los demócratas. Entusiasmo menguante: El mismo Obama admite que su candidatura no es tan apasionante como la de 2008. Los electores sin entusiasmo podrían no donar dinero ni ser voluntarios en su campaña. También podrían abstenerse de votar en noviembre.

Ausencia de puntos precisos para un segundo mandato: El eje de la reelección de Obama está basado más en temas generales como la igualdad económica que en objetivos específicos para un segundo período. Algunos demócratas consideran que no ha comunicado a los electores una visión clara de sus metas para un segundo mandato, aunque también señalan que Romney tampoco lo ha hecho.
XS
SM
MD
LG