Enlaces de accesibilidad

Obama promete en Boston encontrar a responsables de explosiones


El presidente estadounidense, Barack Obama, habla hoy, jueves 18 de abril de 2013, durante un servicio interreligioso en honor de las tres víctimas por las explosiones en Boston

Adelantó que los investigadores buscan a dos hombres vistos en un video del lugar poco antes de las explosiones

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, prometió el jueves durante el servicio fúnebre para las víctimas que se encontrarán a los responsables de los ataques en Boston que dejaron tres muertos, mientras que investigadores buscan a dos hombres vistos en un video del lugar poco antes de las explosiones.

Obama dijo que los estadounidenses no serán intimidados con el incidente, en el que 176 personas resultaron heridas cerca de la línea de meta del Maratón de Boston que se corrió el lunes.

"Si buscaban intimidarnos, atemorizarnos, debilitar los valores que nos definen como estadounidenses, debe de estar claro ya que eligieron la ciudad equivocada para hacerlo. Aquí en Boston no", aseguró el presidente.

Si bien los investigadores no han realizado ningún arresto aún, Obama dijo que "encontraremos (a los responsables) y enfrentarán a la justicia".

Después del oficio religioso, el presidente y la primera dama de Estados Unidos saludaron a los voluntarios que ayudaron en los primeros minutos de la tragedia y a los heridos que permanecen en el hospital.

Poco después del servicio ecuménico en la catedral católica de la Santa Cruz de Boston, el mandatario y su esposa se desplazaron a una escuela cercana para saludar a los trabajadores de los servicios de emergencias y los voluntarios de la organización del maratón que el pasado lunes ayudaron a salvar vidas.

"Estoy aquí para decirles lo orgulloso que está el país de ustedes, lo agradecidos que estamos de que frente al caos y la tragedia hayan desplegado lo mejor del espíritu estadounidense", dijo Obama.

"Han demostrado compasión, deber cívico y coraje", indicó el presidente después de una intervención en la catedral en la que prometió que Boston y las víctimas "volverán a correr" y recuperar el espíritu que ha convertido a esta ciudad en "icónica".

Obama aseguró que aquellos que acudieron a auxiliar a las víctimas han inspirado a todo el país y deben estar "orgullosos" de lo que hicieron.

Antes del oficio religioso, el matrimonio Obama tuvo un encuentro en privado con los familiares de una de las tres víctimas mortales, la joven de 29 años Krystle Campbell.

Posteriormente, el presidente y la primera dama se dirigieron por separado a sendos complejos hospitalarios, donde saludaron a las víctimas y hablaron con los miembros de los equipos médicos que han operado a los internados más graves.
XS
SM
MD
LG