Enlaces de accesibilidad

Nuevas explosiones en puerto chino de Tianjin


Cráter provocado por las explosiones en el puerto chino de Tianjin.

Según la agencia oficial Xinhua, este sábado se produjeron nuevos estallidos en la zona industrial y se veía una tercera columna de humo negro en el cielo.

La cifra de víctimas provocadas por las potentes explosiones de productos químicos ocurridas el jueves en el puerto chino de Tianjin alcanzó las 104, según la agencia de noticias oficial Xinhua, en tanto los habitantes del lugar fueron evacuados por la presencia de cianuro de sodio, un compuesto altamente tóxico.

A lo largo de más de un día, el incendio se intensificó en los depósitos de productos peligrosos al producirse nuevas explosiones, provocando densas columnas de humo negro, añadió la fuente.

Según la agencia oficial Xinhua, este sábado se produjeron nuevos estallidos en la zona industrial y se veía una tercera columna de humo negro en el cielo. "Ante la propagación de sustancias tóxicas, la población situada cerca de la zona ha sido invitada a evacuar" el lugar, indicó la agencia oficial.

La policía llevó a cabo esa operación, en un radio de tres kilómetros alrededor del lugar de las explosiones, después de que se descubriera cianuro de sodio, un componente químico altamente tóxico. Tres días después del desastre, las autoridades siguen luchando por controlar el incendio y no consiguen identificar con precisión las sustancias químicas almacenadas en la zona.

Después de que las fuerzas de seguridad les impidieran asistir a una rueda de prensa de responsables locales este sábado, varios habitantes y familiares de víctimas acusaron a las autoridades de esconder la magnitud de la catástrofe.

"No tenemos ninguna información, nada, el gobierno no nos habla, nos dejan en la ignorancia", se indignaba una mujer. Entre las víctimas hay 21 bomberos, y 721 personas tuvieron que ser hospitalizadas, 25 de ellas en estado crítico, según fuentes oficiales.

El accidente suscita mucha preocupación respecto a la naturaleza de los productos químicos almacenados en el puerto, y la imagen de unos policías con máscaras antigás no parece que vaya a tranquilizar a los habitantes. Un responsable municipal de seguridad laboral, Gao Huaiyou, comunicó una lista de las sustancias que podría haber en el puerto, citando entre otras el bisulfito sódico, el magnesio, el sodio, el nitrato de potasio, el nitrato de amonio y el cianuro de sodio.

"Creemos que podría haber aún muchos (productos químicos) almacenados en las zonas de la terminal", declaró. Las autoridades recurrieron a trabajadores de empresas productoras de cianuro de sodio "porque son expertos en la naturaleza del producto químico y las formas de tratarlo", explicó Gao.

Más de 200 expertos nucleares y bioquímicos del ejército chino se instalaron el jueves en Tianjin, una ciudad portuaria de 15 millones de habitantes. Según algunas informaciones, los primeros equipos de bomberos, que fueron al lugar del siniestro para apagar el incendio, antes de las explosiones, habrían echado agua sobre los depósitos de sustancias químicas peligrosas, ignorando que podían activarse en contacto con el agua. Los bomberos siguieron los procedimientos adecuados, insistió un alto responsable, que reconoció, sin embargo, que no sabía qué productos químicos estaban almacenados en la zona.

"No sabemos si hubo una reacción química", declaró Lei Jinde, el jefe del servicio de lucha antiincendios de la oficina de seguridad pública de Tianjin. "Sabíamos que había carburo de calcio, pero no sabemos si este explotó y se incendió", añadió en una entrevista publicada por Xinhua. Las autoridades cerraron o suspendieron más de 360 cuentas en las redes sociales, acusadas de "propagación de rumores" sobre las explosiones, informó la oficina, una muestra de la falta de transparencia de Pekín en la gestión de este tipo de catástrofes.

El papa Francisco se solidarizó el sábado con las víctimas de la catástrofe. "Mi pensamiento se dirige en este momento a la población de la ciudad de Tianjin" donde "algunas explosiones en la zona industrial han causado numerosos muertos y heridos", dijo el papa dirigiéndose a los fieles en la Plaza San Pedro del Vaticano después del ángelus.

"Rezo por aquellos que perdieron la vida y por todos aquellos que están sufriendo a causa de esa catástrofe", dijo Francisco, en ocasión de la celebración de la Asunción, que conmemora la subida al cielo de la Virgen María.

XS
SM
MD
LG