Enlaces de accesibilidad

Tras el paso de Sandy llegó el frío a New York


Militares del cuerpo de Marines y la Armada colaboran en las labores de limpieza en Staten Island, New York.

Las bajas temperaturas afectan la recuperación de la ciudad al tiempo que las escuelas abren sus puertas y el transporte comienza a funcionar.

Millones de residentes de la costa del Atlántico de Estados Unidos afectados por el huracán Sandy que dejó más de 110 muertos, ahora se enfrentan a un frío extremo.

Las temperaturas han descendido en el área a cero grados centígrados o menos, mientras millones de residentes aún carecen de electricidad y otros miles perdieron sus casas hace una semana al paso de Sandy.

El alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, dijo que unos 40 mil residentes de la ciudad necesitarán albergue temporal.

La tormenta afectó también los preparativos para las elecciones presidenciales del martes. Muchos sitios de votación en Nueva York y Nueva Jersey sufrieron daños o quedaron destruidos por la tormenta.

Mientras tanto, se mantiene la lucha por suministrar combustible en la región. La mayoría de las escuelas abren hoy sus puertas, pero cerca de dos millones de personas
aún no cuentan con energía eléctrica. El servicio en muchos líneas ferroviarias se redujo y el metro está funcionando a un 80 por ciento de su capacidad normal.

Unidades militares tomaron puestos para repartir gasolina, en un esfuerzo para aliviar las largas colas de motoristas esperando para rellenar sus vehículos.
XS
SM
MD
LG