Enlaces de accesibilidad

Opositor cubano denuncia aumento de represión


Arrestan a Damas de Blanco. Foto de archivo

Néstor Rodríguez Lobaina dijo en Ginebra que se han multiplicado los arrestos de defensores de los derechos humanos y periodistas

El disidente cubano residente en España Néstor Rodríguez Lobaina denunció el martes el aumento de la represión y la censura en Cuba en los últimos meses.

Rodríguez Lobaina participó en una mesa redonda sobre “Regímenes Totalitarios” durante la Cuarta Cumbre de Ginebra sobre Derechos Humanos y Democracia.

Manifestó que se han multiplicado los arrestos de defensores de los derechos humanos y periodistas, unas detenciones que en el último año alcanzaron la cifra de 3.835, según sus propios datos, cuando en el año 2010 fueron 1.499.

El exprisionero político declaró que él vive un destierro forzoso. “Soy un deportado gracias al acuerdo entre el régimen dictatorial de Castro, el clero criollo y la izquierda ilusa y cómplice española”.
Néstor Rodríguez Lobaina
please wait

No media source currently available

0:00 0:01:43 0:00
A continuación el texto íntegro del discurso pronunciado por Néstor Rodríguez Lobaina este 13 de marzo de 2012.

Cumbre de Derechos Humanos/ Geneva Summit 2012
Ginebra 2012

Luego del traspaso de poder totalitario de Fidel Castro a su hermano Raúl Castro la situación de los derechos humanos ha empeorado significativamente en Cuba. La amenaza de muerte por enfermedad que cayó sobre el gobernante cubano en 2006 activó la alarma y provocó reacción en los círculos de Seguridad e Inteligencia dentro de la estructura militar con la que se compone el régimen desde su arribó al poder en 1959.

El aumento de la violencia contra defensores de los derechos humanos, activistas prodemocráticos y familiares respectivamente no sólo demuestra la vulnerabilidad de los derechos universales proclamados por Naciones Unidas en 1948 contra el pueblo cubano, sino que de manera escandalosa se transgrede día por día la propia Carta Magna Cubana. Transgresiones que gozan del consentimiento y apoyo del Partido Comunista, los cuerpos represores de Seguridad y policiales, así como de otras entidades controladas por la oficialidad en todo el territorio nacional.

En los últimos años, el régimen ha ido desarrollando una especie de estructura alternativa de apoyo a la represión a través de la creación de cuerpos paramilitares destinados a reprimir la sociedad civil independiente y que llevan como punta de lanza a las conocidas Brigadas de Respuestas Rápidas (BRR), Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC), y los archiconocidos Comités de Defensa de la Revolución (CDR), entre otras, diseñadas todas por el propio Fidel Castro. Quien les garantiza absoluta impunidad y bendice la transgresión del orden constitucional” impuesto, para proteger su régimen totalitario.

El general Raúl Castro, permeado por un pragmatismo militarista, daba luz verde a la violencia en un discurso pronunciado ante la Asamblea Nacional el 1 de agosto de 2010 y avalaba la transgresión de la llamada “Constitución Socialista”.

Se trata de la acción conjunta entre las fuerzas policiales y estos grupos paramilitares entrenados por la primera donde ambas combinaciones asedian y arremeten a plena luz del día contra las viviendas de los opositores en una acción verdaderamente vandálica y criminal sin tener en cuenta la existencia de personas altamente vulnerables ajenas al conflicto como es el caso de ancianos, mujeres y niños, quienes quedan atrapados en el violento conflicto en medio de la presencia espectadora y cómplice de los agentes de policía, seguridad y gobierno respectivamente, quienes se encargan de asegurarle la impunidad total ante la ley (que no es otra que la ley de la selva) de los transgresores por encima de preceptos constitucionales y crímenes punibles a pesar de los cuantiosos daños materiales, y psicológicos que logran causar a las víctimas y a sus inmuebles.

Por otro lado, la maquinaria represiva, según los informes más recientes del Centro de Información y Prensa Hablemos Press (CIHPRESS) en La Habana en 2010 se registraron 1.499 arrestos por motivos políticos y en el año 2011 se registraron 3.835 detenciones contra el movimiento democrático, superando significativamente incluso, las últimas cifras registradas por organizaciones defensora de derechos humanos independientes que desde muchos años han venido desarrollando una labor muy seria y experimentadas en estos tipos de registros, como son la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional (CCDHRN), la Fundación Cubana de Derechos Humanos (FCDH), entre otras que .no por menos relevantes dejan de realizar un importante monitoreo en tal sentido.

Los encarcelamiento de activistas prodemocráticos tampoco han cesado a pesar de las deportaciones forzosas a que se vieron expuestos muchos presos políticos donde más de un centenar de ellos fueron deportados a España entre los años 2010 y 2011 en una ida sin regreso, al menos mientras perdure este estado de barbarie y opresión.

En el último año, tres defensores de derechos humanos fueron asesinados por ese sistema político. Juan Wilfredo Soto García, asesinado a golpes en un cuartel policial en la ciudad de Santa Clara en mayo de 2011, Laura Pollán Toledo, líder del movimiento Damas de Blanco pro libertad de los presos políticos muere en condiciones muy sospechosas bajo el control absoluto de la Seguridad del Estado, y Wilman Villar Mendosa, asesinado en huelga de hambre en una después de ser confinado en una celda sin agua y sin ropa provocándole neumonía y fallas renal el 19 de enero de 2012, y los asaltos sexuales contra mujeres defensoras de los derechos humanos se multiplican por día, algo que denota el carácter cada vez más agresivo y criminal y genocida de los sultanes de la represión en Cuba.

Lamentablemente, no creo que las revoluciones ocurridas en el Oriente Medio hayan podido tener algún impacto sobre la coyuntura que vive mi país debido al gran muro de contención y censura existente , es decir , debido a la Cortina de Hierro contra la información que el régimen ha podido instalar desde su arribo al poder hace más de media centuria, como tampoco pudo tener impacto alguno las reformas democráticas ocurridas en Europa del Este a mediado de los ochenta hasta la posterior caída del bloque estalinista en Rusia y demás países colonizados en la región de referencia.

Todo lo contrario, el régimen manipula estos acontecimientos y adaptan sus editoriales y fuentes oficiales de noticias en base a que se trata de "indignación de los pueblos contra el capitalismo liberal". El régimen más bien se atrinchera en la censura y bloquea el libre flujo de información. Se trata de uno de los más crueles bloqueos estructural e institucional contra el discernimiento y el libre examen de la conciencia social en La Mayor de Las Antillas. Por este motivo, en Cuba no se perciben ni Glasnost ni Perestroika, ni revolución de terciopelo, ni revolución Naranja, ni Primavera de Praga, ni Primavera Árabe.

El pueblo cubano continúa atrapado, y sometido a una de las más refinadas, y vejaminosas políticas de Terrorismo de Estado que ahora se reforma con el General Raúl Castro en Vandalismo de Estado, si tenemos en cuenta lo narrado anteriormente y los informes que nos siguen llegando desde la Isla. En Cuba no ha habido ninguna reforma, a no ser los movimientos domésticos que se han hecho para apuntalar la tiranía.

Cuba necesita profundas transformaciones en todos los sentidos, pero sí de derecho se trata, lo primero que hay que hacer es el cese definitivo e inmediato de los encarcelamientos por motivos de opinión, expresión, asociación y manifestación y liberar a todos los prisioneros políticos que aún languidecen en las ergástulas de la dictadura, verdaderos centros de exterminio humano, derogar el agresivo e inhumano Código Penal Cubano , convocar a una nueva Asamblea Constituyente que funde sus basamentos en La Carta Magna de Naciones Unidas , y comenzar la reconstrucción de un país en ruinas tanto en lo económico, como en lo político y moral.

El pueblo cubano tiene el legítimo derecho de escoger su propia ruta hacia la libertad y la prosperidad por medio de elecciones libres genuinamente democráticas, pluralistas y participativas, como paso previo a la actualización de un modelo económico viable, incluyente y participativo.

Pero creo que en estos momentos hay una situación muy grave en mi país, si tenemos en cuenta que ya se están cobrando vidas inocentes y al parecer el régimen se la está arreglando atreves de antídotos anti condenas internacionales y estado de opinión adverso, como lo hizo con el caso de Orlando Zapata Tamayo, gladiador de la libertad, a quien dejaron morir en huelga de hambre por no concederle demandas justas y humanas de condiciones carcelarias, la escandalosa represión contra las Damas de Blanco, así como la huelga del periodista Guillermo Fariñas Hernández que pusieron en jaque a la junta militar ante la mirada espectadora y critica de la comunidad internacional. Con este cuadro tétrico, el régimen deportó más de un centenar de presos políticos con la ayuda del Clero criollo y sus parientes ideológicos: la izquierda ilusa y cómplice española, para aliviar vergüenzas y tensiones.

Respecto a la situación del acceso a las redes digitales (INTERNET), precisamente la primera invitación que recibí, una vez llegado a España, fue a un Fórum Mundial contra la Censura de medios digitales en Bonn, Alemania, donde expuse de manera resumida, algunas(porque no la conozco todas) de las trabas y cortapisas que el régimen impone a los cubanos para bloquearles el acceso a esta tecnología de punta que permita a la sociedad tener un mayor discernimiento en este vasto universo cibernético- informativo. No es un secreto para nadie en este mundo, que desde hace más de medio siglo en mi país no existe el derecho de libre flujo de información y comunicación, sancionado incluso por el propio orden jurídico dentro de la Isla y las propias estructuras de poder.

Lo más lamentable en todo esto es que esa política de desinformación, extorsión y censura impuestos al pueblo de Cuba, viene haciendo cada vez mayor estragos en el sector más joven de la sociedad, que ha sido víctima de un proceso de adoctrinamiento inducido, mimetismo conductual y servilismo ciego que petrifica y reduce su dignidad humana y lo atrapa en la peor crisis de valores existencial y moral que hace metástasis en todo el tejido social cubano.

El régimen castrista ofrece un servicio de información digital limitado y selectivo para impedir cualquier intento alternativo de búsqueda e intercambio abierto y diseminante con el mundo moderno.

En los últimos años, se ha venido desarrollando en mi país una especie de movimiento cívico digital critico, integrado por blogueros, periodistas independientes, entre otros actores de la sociedad civil, que a duro empeño han logrado romper la Cortina de Hierro y acceder a las redes para informar y denunciar lo que acontece en el ámbito nacional y que el régimen condena al silencio. Muchos de estos comunicadores públicos continúan sufriendo persecución, hostigamientos, agresiones físicas y lo peor de todo, la cárcel. Por otro lado, los exiguos espacios donde ofrecen sus servicios y operan estos guerrilleros de la información, permanecen vigilados con pequeñas videocámaras instaladas encima de los ordenadores en reproducción continua para copiar las claves de acceso de los ciber-resistentes.

En otros enclaves más herméticos de servicios emergentes, como es el caso de las universidades, el sector empresarial, la industria, los ministerios u otros, son monitoreados por los llamados Nodos o Filtros, una especie de policía digital que controla lo que entra y lo que sale desde o hacia los ciber-resistentes. Gracias a la solidaridad de algunos cuerpos diplomáticos se han podido abrir de manera organizada algunos servicios de internet de acceso a todos los cubanos sin distinción de compromisos políticos o de otra índole y siempre va a existir alguna que otra oportunidad para romper la censura.

Durante mis años de lucha cívica por la libertad dentro de Cuba yo venía planteando iniciativas respecto a la necesidad de SURAFRICANIZAR el caso cubano, si tenemos en cuenta que si el mundo entero apoyó la justa causa del apartheid racial en el Sur de África, con mucha más razón pudiera condenar el abanico discriminatorio que impera en Cuba, donde además de existir prejuicios raciales (observando que el 90 por ciento de la población penal es de raza negra o mestiza, el ensañamiento policial contra el movimiento social conocido como los Rastafaris de raza negra, que ni siquiera son contestatarios ni se inmiscuyen en política y el régimen los condena a penas que oscilan entre los 2 y 4 años de cárcel bajo cargos de Peligrosidad Social) pero también existe apartheid turístico, apartheid estudiantil, recuerden que en Cuba según una sentencia de Fidel Castro, las universidades son solo para los revolucionarios (entiéndase ciervos del régimen, reducidos a la absoluta obediencia), apartheid jurídico, pues los opositores políticos jamás gozarán de garantías legales que les permita la absolución ante las arbitrariedades policiales, ni son juzgados en tribunales independientes del poder totalitario, convertidos en verdaderos Círculos Romanos donde, por supuesto, son los hambrientos felinos que devorarán sin misericordia, a cuanto críticos caigan en sus garras para ser juzgados, y pudiera seguir poniendo toda una secuencia de ejemplos de discriminación y exclusión social que atentan contra la dignidad y libertad del pueblo cubano.

El mundo democrático, civilizado, honesto y humano tiene dos caminos: o se pone del lado de las víctimas o se pone del lado de los verdugos y aniquiladores de la nación cubana, pues más temprano que tarde, tendrán que pasar a la historia como ya han pasado otros, como reliquia anacrónica en el museo de la infamia universal.
XS
SM
MD
LG