Enlaces de accesibilidad

El negocio del saldo telefónico en Cuba


Celulares en Cuba con transferencia de saldo.

Los cubanos han encontrado una nueva vía para aprovechar las oportunidades de la telefonía celular en operaciones informales de beneficio personal. Se trata de un negocio en boga que se sustenta en el saldo de cada cuenta.

El saldo es la moneda alternativa que ayuda a suavizar el golpe de una economía en crisis.

Con solamente tener un teléfono celular y marcar *234*1*Número del RECEPTOR*Clave*importe a transferir#, y luego la tecla “llamar”, comienza así el trueque entre usuarios de cuentas prepagos del monopolio estatal ETECSA y un servicio subterráneo de vendedores que mueven inquietantes cifras, según testimonios de usuarios dentro de la isla.

A falta de dinero, el saldo, como nueva moneda de cambio, facilita la interrelación entre cliente y prestador de servicio, ampliando las posibilidades de vender y adquirir productos. Por ejemplo: drogas de pésima calidad a bajo costo, sexo de primeros auxilios, gasolina robada a empresas, pago de comisión a turoperadores callejeros, huevos a domicilio, transportación tipo UBER, artículos varios y un sinnúmero de mercancías y prestaciones distribuidos de forma ilegal.

Saldo de cuentas con ETECSA.
Saldo de cuentas con ETECSA.

El código *234# no solo es la clave de acceso para compartir entre celulares prepago y cuentas de Internet WiFi Nauta; también es la nueva tendencia entre los usuarios cubanos y la policía lo sabe. Pero a las autoridades se les hace difícil actuar, porque en el Código Penal vigente en la República de Cuba, no existe figura legal para sancionar esta ingeniosa práctica. Por el momento registra mayor incidencia en Ciudad Habana, Mayabeque, Artemisa, Matanzas (Varadero), Camagüey, Holguín y Santiago de Cuba. Por ser tan sencillo como un click, va camino de proliferar a todo lo largo y ancho del territorio nacional.

A falta de dinero, el saldo, como nueva moneda de cambio, facilita la interrelación entre cliente y prestador de servicio

Con casi 4 millones de usuarios registrados por la Empresa de Telecomunicaciones de Cuba (ETECSA) y más de 840 mil líneas de teléfonos celulares pagados desde el exterior, el servicio de “Transferencia de saldo”, quizás concebido para reforzar la posibilidad de que los cubanos compartieran la famosa “recarga” de manera solidaria, devino boomerang de modalidad comercial que facilita las operaciones de ciertos sectores del mercado negro.

Disponible en Cuba desde el 29 de junio de 2015, este servicio de traspaso de crédito, con total autonomía, aplica solo para las recargas, no así para los bonos de la promoción de doble recarga (desde el exterior) que con regularidad ofrece Cubacel. Pero es bueno destacar que esas mismas promociones generan un importante incremento en el tráfico de la empresa, y estimulan el potencial económico de los usuarios que participan de esta creciente red alternativa electrónica-comercial.

Quienes usan el servicio de “Transferencia de saldo” como alternativa de canje, saben que al precio acordado para un determinado producto, se le debe agregar un gravamen de 0.30 centavos de CUC que impone la empresa de telecomunicaciones a cada transferente. Sin embargo, tienen la tranquilidad de que para la transacción no hace falta visitar las oficinas de ETECSA ni solicitar ninguna configuración teléfonica adicional que pueda evidenciar el negocio entre “transferente” y “adquirente”.

  • 16x9 Image

    Juan Juan Almeida

    Licenciado en Ciencias Penales. Analista, escritor. Fue premiado en un concurso de cuentos cortos en Argentina. En el año 2009 publica “Memorias de un guerrillero desconocido cubano”, novela testimonio donde satiriza  la decadencia de la élite del poder en Cuba.
XS
SM
MD
LG