Enlaces de accesibilidad

La NASA declara 2015 Año Internacional de la Luz


El Observatorio de Rayos X Chandra recopila datos ubicados a millones de años luz de la Tierra.

Los avances de la astronomía combinados con los telescopios Hubble, Chandra, Spitzer y Galaxy han permitido una mayor comprensión de las estrellas y galaxias gracias a las maravillas de la luz.

El 2015 ha sido declarado Año Internacional de la Luz (AII) por las Naciones Unidas. Organizaciones, instituciones y personas involucradas en la ciencia y las aplicaciones de la luz se unirán en las celebraciones para ayudar a difundir información acerca de las maravillas de la luz.

En muchos sentidos, la astronomía utiliza la ciencia de la luz. Con la construcción de telescopios que pueden detectar la luz en sus múltiples formas, desde las ondas de radio en un extremo del "espectro electromagnético" a los rayos gamma en el otro, los científicos pueden obtener una mejor comprensión de los procesos que se desarrollan en el Universo.

Con el Observatorio de rayos X Chandra, la NASA explora el Universo con rayos X, una forma de alta energía de la luz.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:57 0:00

Mediante el estudio de los datos de rayos X y su comparación con lo observado en otros tipos de luz, los científicos pueden desarrollar una mejor comprensión de los objetos como las estrellas y galaxias que generan temperaturas de millones de grados y producen rayos-X.

Al reconocer el inicio el 2015 de AII, el Centro Chandra de Rayos X difundió un conjunto de imágenes que combinan datos de los telescopios sintonizados a diferentes longitudes de onda de la luz.

Desde una galaxia lejana al campo de escombros relativamente cercano de una estrella que explotó, dichas imágenes demuestran las miles de maneras que la información sobre el Universo se nos comunica a través de la luz.

Los datos revelan "puntos calientes" a unos 300.000 años luz de distancia.
Los datos revelan "puntos calientes" a unos 300.000 años luz de distancia.

Entre las imágenes y datos captados por el telescopio de la NASA se incluye la galaxia Messier 51 (M51), apodada "Whirlpool" por su forma espiral como nuestra Vía Láctea, situada a unos 30 millones de años luz de la Tierra.

Dicha imagen compuesta combina los datos recogidos en longitudes de onda de rayos X Chandra (púrpura), ultravioleta por el Galaxy Evolution Explorer (GALEX, azul); luz visible por el Hubble (verde), y el infrarrojo por Spitzer (rojo).

Además, está la SNR 0519 a 69.0 años luz, una estrella masiva que explotó en la Gran Nube de Magallanes, una galaxia satélite de la Vía Láctea, que dejó atrás una cáscara de extensión de escombros llamada SNR 0519 a 69.0 años luz.

Allí, gases con millones de grados se observa en los rayos X de Chandra (azul). El borde exterior de la explosión (rojo) y las estrellas en el campo de visión se ven en la luz visible del Hubble.

Y Cygnus A, galaxia a una distancia de unos 700 millones de años luz, que contiene una burbuja gigante lleno de rayos X que emiten gas caliente, detectado por Chandra (azul).

Datos del telescopio de radiocomunicaciones de largo alcance del Chandra revelan "puntos calientes" alrededor de 300.000 años luz del centro de la galaxia, que muestra potentes chorros que emanan del agujero negro supermasivo en un extremo de la galaxia, con luz visible (de color amarillo) del Hubble completan esta visión.

XS
SM
MD
LG