Enlaces de accesibilidad

Cubano discapacitado favorito a la clasificatoria olímpica


El campeón cubano paraolímpico Rafael Castillo participará en la clasificatoria olímpica de Estados Unidos.

Rafael Castillo ocupa el número uno del ranking nacional en Estados Unidos en su categoría y a roto 20 marcas en el país. Está clasificado además entre los tres mejores del mundo.

El cubano medallista de las Olimpiadas para discapacitados Rafael Castillo, está listo para participar en la clasificatoria olímpica que se realizará la próxima semana en Dakota del Norte, con el propósito de formar parte del equipo de natación que representará a Estados Unidos en las Olimpiadas de Londres.

“He logrado llegar a participar en esta competencia primero por la ayuda de las personas que me rodean, segundo gracias a mi entrenador Yand Martínez y su esposa Claudia y tercera entrenando y esforzándome cada día más por un sueño que tengo y espero llegar bien a esa meta”, dijo el atleta Rafael Castillo a martinoticias.com.

Yand Martínez, entrenador y mentor del atleta dice que su condición física en estos momentos está a un 98 porciento.

“Lo bueno es que Rafael ocupa el número uno del ranking nacional en Estados Unidos en su categoría S6 por su limitación física. Ya a roto 20 marcas en esta categoría en el país… Ahora su tiempo está clasificado entre los tres mejores del mundo”.

El campeón cubano paraolímpico Rafael Castillo participará en la clasificatoria olímpica de Estados Unidos
El campeón cubano paraolímpico Rafael Castillo participará en la clasificatoria olímpica de Estados Unidos

Hace solo 15 días rompió su propia marca panamericana y de Estados Unidos, lo que lo ubicó como segundo en el mundo.

El joven cubano perdió su brazo y pierna izquierda cuando a los dos meses de edad en Cuba le aplicaron un suero que estaba vencido y los médicos se vieron obligados a amputárselos.

Rafael llegó a Estados Unidos tras abandonar los juegos panamericanos de Guadalajara 2011. Antes de retirarse estableció el record de las Américas en 50 mariposa y se coronó una medalla de plata en los cien metros libres.

El deportista lleva siete años consecutivos siendo el Campeón de Las Américas.

Cruzar hacia Estados Unidos fue una decisión que tomó de repente y varias experiencias amargas que tuvo en su carrera como deportista en la isla fueron el detonante.

Explica que con el equipo Cuba perdió muchas oportunidades de competir en varios campeonatos en Europa, porque el gobierno de Cuba no le dio el permiso para participar.

Fue invitado a torneos en Inglaterra, Holanda, Beijing y México.

“Decidí quedarme para lograr el sueño mío que es un juego olímpico… Llegar aquí fue decir: bueno... ya ahora creo que sí puedo llegar a realizar mis sueños”.

A diferencia de muchos no fue hasta los 18 años de edad que supo que su vocación era la natación.

En aquel entonces estudiaba y quería dedicarse a algo más cuando salía del colegio.

Así comienza sus prácticas deportivas. Se inició en el baloncesto en silla de ruedas, pasó luego al voleibol sentado, jabalina, salto largo, hasta que comenzó a nadar y fue el que más le gustó y donde más sobresalía.

please wait

No media source currently available

0:00 0:08:55 0:00

La primera vez que nadó fue insignificante para él, “fue de broma, me tiré a nadar por diversión” recuerda y dice que hubo muchas personas que le dijeron que podía llegar a ser grande, porque se desempeñó bien en el agua. En ese momento no le restó importancia y comenzó su historia en el deporte acuático.

Su excelente rendimiento a pesar de solo tener el brazo y la pierna derecha lo llevó a formar el equipo Cuba para los juegos Panamericanos de 2007, donde recibió su primera medalla de oro que a su vez fue la primera en esa ocasión del conjunto cubano.

Hace dos semanas recibió asilo político con la ayuda del abogado Wilfredo Allen y gracias a él fue que conoció a su entrenador, Yand Martínez. Un profesor graduado en Licenciatura en Deportes y uno de los fundadores del programa paraolímpicos creado en el Instituto Nacional de Deportes Educación Física y Recreación de Cuba (INDER).

El apoyo y donaciones económicas de la comunidad están ayudando a que Rafael Castillo logre sus metas.

Para la competencia de calificación entrena tres horas por día, aunque el apoyo de su familia ha sido un pilar importante y definitorio en su carrera.

“Siempre me han dicho: 'dale que tú puedes' y hoy por hoy están muy contentos de lo que yo soy, de lo que yo he hecho y de lo que estoy haciendo”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:05:08 0:00
XS
SM
MD
LG