Enlaces de accesibilidad

Murió en Miami la declamadora cubana Carmina Benguría


Carmina Benguría, declamadora cubana, fallecida en Miami a los 97 años de edad. Foto de Archivo, julio 2015. Luis Felipe Rojas.

Carmina Benguría tenía 97 años de edad, había interpretado magistralmente a poetas del calibre de José Martí, José María Heredia, César Vallejo y Gabriela Mistral, entre otros. Era la viuda del pintor Roberto Estopiñán.

Se apagó la voz que mejor decía a Gabriela Mistral en Cuba. En la madrugada del domingo 15 de octubre falleció en la ciudad de Miami, Carmina Benguría, a los 97 años de edad.

Era una mujer menuda, nació Camagüey en 1920 y en una tarde de su adolescencia declamó de forma tal en la Universidad de Columbia en Estados Unidos, que el escritor y profesor español Federico de Onís la invitó un acto para el día siguiente y no pudo bajarse más de los escenarios.

En Cuba interpretó a Martí, Lorca, la Mistral, Vallejo, Emilio Ballagas y José María Heredia. “Yo pude decir a todo Lorca en un recital, y Franco no me lo prohibió. Él no se metió conmigo. El (periódico) ABC me dedicaba editoriales, porque yo hablaba perfectamente el idioma, pero no con el acento español”, explicó en una larga entrevista, concedida a Martí Noticias en julio de 2015.

Carmina fue merecedora de la Cruz Alfonso el Sabio, de España; la Medalla del Congreso del Perú; la Medalla Alfaro, de Ecuador; la Medalla de Oro de la Universidad de Panamá; y la Medalla Carlos Manuel de Céspedes, de Cuba, entre otros reconocimientos.

En 1960 sale exiliada de Cuba 1960 y se establece en Miami, donde recomienza su vida sin dinero o la fama que le acompañó. Al lado de su esposo, el pintor Roberto Estopiñán, inició el camino del paria, y así lo diría a esta publicación:

“Afortunadamente salí con mi familia, pero cuando llegué aquí yo no sabía hacer nada, no sabía trabajar. Aquí en Miami yo empecé a limpiar en una oficina y un día el jefe me llamó y me dijo: "Mire, nosotros no podemos seguir atendiéndola, usted no limpia, usted no pertenece a 'eso', su ropa es distinta, usted es demasiado educada", y me botaron”.

Junto a Estopiñán viajó con su familia a Nueva York y pasaron muchos años para que volvieran, ambos, a engarzar su vida con el arte y el público que los había aplaudido y los volvía a encontrar.

Sobre lo que ha pasado en casi sesenta años de totalitarismo en Cuba resumió: “Yo tengo mucha tristeza. Yo creo que el problema de Cuba es el Karma. Algo malo hicimos en el pasado, que estamos en esta situación. Mira, no es para que lo digas si no te da la gana. Es demasiada la destrucción: es moral, material, intelectual, es un derrumbe total del ser humano. Es tanto y tan triste que tiene que ser que hicimos lago tan malo, que tenemos que estarla pagando. No sé qué fue”.

Carmina Benguría presentó su último poemario Desde el libro del alma, Ego Group Inc., 2015, en la librería Books and Books, Coral Gables y fue editado por el poeta cubano Orlando Coré Fernández.

  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

Recomendamos

XS
SM
MD
LG