Enlaces de accesibilidad

Mundial de atletismo: Oro de cubana Silva en garrocha


Yarisley Silva compite en la prueba de salto con pértiga femenino en los mundiales de atletismo que se celebran en el Estadio Nacional en Pekín (China).

El cubano Pichardo da el primer paso hacia el oro soñado en Pekín.

El oro de la cubana Yarisley Silva y la plata de la brasileña Fabiana Murer en la prueba de garrocha del Mundial de atletismo, este miércoles en Pekín, mostraron el claro dominio latinoamericano en la especialidad.

Silva logró el segundo oro de Cuba en Pekín, después del título logrado el martes en lanzamiento de disco por Denia Caballero, mientras que Brasil conquistó su primera medalla en el Mundial chino.

Silva superó al tercer intento la altura de 4,90, lo que le dio el oro, mientras que Murer se quedó en 4,85, siendo el bronce para la griega Nicoleta Kyriakopoulou (4,80).

Yarisley Silva .
Yarisley Silva .

La cubana pasó todas las alturas a la primera salvo en 4,70 que lo hizo a la tercera, llevándose un pequeño susto, y también los 4,90. Después intentó los 5,01 metros sin suerte.

Murer superó también todas sus alturas a la primera, con excepción de los 4,80, que lo logró a la segunda, para caer en sus tres ensayos sobre 4,90.

Silva, de 28 años, acudía al Mundial de Pekín después de haber sido plata olímpica de Londres-2012, bronce en el Mundial de Moscú-2013 y oro panamericano del pasado mes en Toronto.

Silva lideraba los resultados de la actual temporada gracias al salto de 4,91 metros, su plusmarca personal, que consiguió a principios de mes en Alemania, y que no pudo superar en Pekín.

Seis años habían pasado desde el último título mundial del atletismo cubano, el conseguido por Yargelis Savigne en el triple salto, y desde entonces la gran potencia histórica latinoamericana se había ido sin oros de Daegu-2011 y Moscú-2013, algo que han borrado Denia Caballero y Yarisley Silvaos.

El cubano Pichardo da el primer paso hacia el oro soñado en Pekín

El cubano Pedro Pablo Pichardo, uno de los favoritos al oro en triple salto del Mundial de atletismo de Pekín, se clasificó este miércoles para la final de la prueba.

El atleta caribeño, que necesitaba una marca de 17 metros para pasar directamente a la final, logró un registro de 17,43 en el último de sus tres ensayos.

Antes había conseguido un primer salto de 16,94 que le habría dado también el paso a la final entre los saltadores repescados, para completar los doce finalistas, mientras que el segundo intento fue declarado nulo.

Pedro Pablo Pichardo. Foto de archivo.
Pedro Pablo Pichardo. Foto de archivo.

"Me siento bien, pero tuve algunos problemas en esta ronda de clasificación", afirmó Pichardo.

"Quería estar relajado, pero me dio por relajarme demasiado. Pensaba hacer un salto (superior a 17 metros para clasificar automáticamente) y caer cómodo. El primer salto complicó, me hizo hacer más fallos. Pero al final salió el resultado, que es lo importante", declaró.

Pichardo, que fue plata en el pasado Mundial de Moscú-2013, llega a Pekín con la actual mejor marca del año, los 18,08 metros que saltó en La Habana en mayo.

El segundo mejor resultado de la temporada también está en posesión del joven cubano, con 18,06, que realizó en la reunión de la Liga de Diamante de Doha, también en mayo.

El estadounidense Christian Taylor, actual campeón olímpico y vencedor en el Mundial en 2011, también se clasificó para la final con un salto de 17,28 y se presenta así como el principal adversario de Pichardo por el oro.

El duelo entre ambos saltadores por el oro en Pekín está fijado para el jueves.

Pichardo advirtió que quiere el oro esta vez en la capital china.

"Tras la plata en Moscú-2013, mi objetivo es hacerlo mejor esta vez y llevarme el oro", afirmó este miércoles en Pekín tras conseguir la clasificación a la final.

"Voy a luchar por el oro con Taylor o con el que sea. No compito con Taylor, compito para ganar yo. Sea contra Taylor o contra otro rival", aseguró.
Pero Taylor, su probable rival en la final, señaló que también es ambicioso y quiere el título.

"Busco el oro y no quiero irme con otra medalla colgada al cuello", señaló el norteamericano.

"Mis padres y mi hermana están en Pekín apoyándome. Sería fantástico si también me puedo acercar al récord del mundo. Pero tengo que sentir fuego dentro", añadió.

"Como ocurrió en la prueba de salto de longitud, muchos de los favoritos no estuvieron entre los ocho primeros. Espero superar la barrera de los 18 metros en la final", concluyó Taylor.

Pichardo y Taylor sueñan con poder batir próximamente el récord mundial del británico Jonathan Edwards, los 18,29 metros, que nadie ha superado desde 1995.

XS
SM
MD
LG