Enlaces de accesibilidad

Muere Lauren Bacall, un icono del cine


Retrato de la actriz Lauren Bacall.

La actriz estadounidense Lauren Bacall, fallecida este martes a los 89 años, enamoró durante más de 60 años a Hollywood con su profunda mirada y su voz penetrante.

Hollywood vivió su segunda jornada consecutiva de luto este martes tras conocer la muerte de la legendaria actriz Lauren Bacall a los 89 años y después de la conmoción que causó el lunes el deceso del famoso intérprete Robin Williams a los 63 años y en circunstancias que apuntan al suicido.

Nacida el 16 de septiembre de 1924 en Nueva York, Betty Joan Perske -el verdadero nombre de la artista- fue la única hija de un matrimonio de inmigrantes judíos rumano-polacos y emparentados con el expresidente israelí Shimon Peres.

Tras el divorcio de sus padres cuando tenía 10 años, Bacall se quedó con su madre, quien se convirtió en una de las personas más importantes de su vida. "Gracias al inmenso amor que me tenía, me convenció de que podía conquistar el mundo", llegó a reconocer.

Con 15 años se matriculó en la Academia Estadounidense de Arte Dramático de Nueva York, pero solo pudo cursar un año por falta de dinero para pagar los estudios.

A pesar de describirse como "una percha, sin pecho y con los pies grandes", la actriz fue nombrada en 1942 "Miss Greenwich". En esa época se ganaba la vida con pequeños papeles en el teatro y terminó convirtiéndose en modelo; en 1943 protagonizó la portada de la revista de moda "Harper's Bazaar", donde fue vista por la esposa del cineasta Howard Hawks.

En 1944, Hawks se convirtió en su mentor y le dio un papel en "Tener y no tener", película en la que conoció a Humphrey Bogart, otra leyenda del Hollywood dorado.

El éxito de la cinta catapultó a la fama a Bacall, que terminaría siendo apodada como "La mirada" (The Look) por sus ojos de un azul intenso.

"Tener y no tener" también se convirtió en el inicio de la gran historia de amor que protagonizaron la actriz y Bogart, que solo la muerte pudo romper 12 años después.

Ambos se casaron en mayo de 1946 -él tenía 25 años más que ella- y tuvieron dos hijos: Stephen, actualmente documentalista, y Leslie, profesora de yoga.

La pareja compartió escenario en "The Big Sleep" ("Al borde del abismo" o "El sueño eterno") de Hawks (1946), "La senda tenebrosa" de Delmer Daves (1947) y "Huracán de pasiones" o "Cayo largo" de John Huston (1948).

Bacall descubrió la comedia con el director Jean Negulesco en "Cómo pescar a un millonario" o "Cómo casarse con un millonario" (1953), en la que actuó junto a Marilyn Monroe y Betty Grable, así como en "El mundo es de las mujeres" ("Woman's World", 1954).

Tras la muerte de "Bogie" a causa de un cáncer de esófago, la joven viuda de 32 años pusó su mirada en Broadway, donde su talento fue recompensado con dos premios Tony por "Applause" (1970) y "Woman of the Year" (1981).

En 1961 volvió a casarse con el actor Jason Robards, con quien tuvo un hijo, Sam, que también se dedica a la interpretación, pero la pareja se divorció al cabo de ocho años.

Bacall cautivó al público con sus actuaciones en "Asesinato en el Orient Express" de Sydney Lumet (1974), "The Shootist" de John Wayne (1976) o en "Pret-a-porter" de Robert Altman (1994).

Su papel en "El espejo tiene dos caras" o "El amor tiene dos caras (1996), junto a Barbra Streisand, fue recompensado con una nominación al Óscar a mejor actriz de reparto y su único Globo de Oro.

En 2005 actuó en "Manderlay", de Lars von Trier, que fue candidata al Festival de Cannes.

Cinco años más tarde recibió un Óscar honorífico por su contribución al cine, principalmente a la época dorada de Hollywood.

Las condolencias en las redes sociales

Las redes sociales volvieron a ser el medio escogido por compañeros de profesión y admiradores para expresar el dolor por la pérdida de una de las estrellas de la edad dorada de Hollywood a causa de un derrame cerebral.

Buena parte de los mensajes recordaban la mítica escena de la primera película de Bacall, "To Have and Have Not", en la que le dice a su futuro marido, Humphrey Bogart: "No tienes que actuar conmigo. No tienes que decir nada ni hacer nada. O tal vez, solo silbar. Sabes cómo silbar, ¿verdad Steve? Solo junta los labios y silba".

"La vida de Lauren Bacall es una vida que debe ser celebrada. Me dicen que su última actuación fue en 'Family Guy'. Por ello nos sentiremos siempre honrados y privilegiados. Gracias por enseñarnos a todos cómo silbar", escribió el creador de la serie animada "Family Guy", en la que la actriz apareció la pasada primavera.

"Era fantástica, una dama inspiradora llena de talento y diversión. Me siento afortunado de haber tenido la oportunidad de trabajar con ella. La extrañaré muchísimo", dijo James Caan, que compartió con la actriz uno de los rodajes de su última etapa, el de "Misery".

Otros mensajes enfatizaban que la desaparición de Bacall y Williams, dos figuras muy queridas del cine estadounidense, se ha producido en tan solo 48 horas.

"Ahora hemos perdido a la gran Lauren Bacall. RIP querida Betty -su nombre de pila-", escribió la actriz Mia Farrow. "Demasiadas pérdidas esta semana", comentó la actriz y cantante Lynda Carter.

"Otra gran pérdida hoy", dijo el músico Matt Sorum.

Los actores John Cusack y Orlando Bloom se despidieron de la intérprete con un sencillo "RIP Lauren Bacall" y el rockero Gene Simmons comentó que la actriz era "una clase de interpretación".

Entre quienes dejaron unas palabras de recuerdo a Bacall estuvieron también el director británico Edgar Wright, el crítico de cine Leonard Maltin, los actores Jason O'Mara y Cary Elwes y la actriz Jenny McCarthy.

La Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, que el lunes cautivó con un tierno tuit en honor de Robin Williams y su voz en "Aladino", quiso homenajear hoy a la actriz con un vídeo del momento en el que recibió su Oscar honorífico en 2009. "He tenido mucha suerte en la vida", dijo entonces la actriz al recibir el galardón.

Muere Robin Williams
please wait
Embed

No media source currently available

0:00 0:00:55 0:00

Recomendamos

XS
SM
MD
LG