Enlaces de accesibilidad

Misterio rodea avión presidencial venezolano


ARCHIVO. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, baja de su avión presidencial.

Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano, cuestionó el miércoles lo que ocurre con el avión presidencial “que no aparece” y señaló que el gobierno de Nicolás Maduro debe responder con transparencia sobre el tema.

El moderno Airbus 319, que el fallecido presidente venezolano Hugo Chávez compró por 65 millones de dólares está desaparecido.

ARCHIVO. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, desciende de su avión.
ARCHIVO. El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, desciende de su avión.
Rocío San Miguel, presidenta de la ONG Control Ciudadano, cuestionó el miércoles lo que ocurre con el avión presidencial “que no aparece” y señaló que el gobierno de Nicolás Maduro debe responder con transparencia sobre el tema.

“En democracia hay que rendir cuentas, ser transparente y dar respuesta a los ciudadanos y eso no lo está haciendo el Ejecutivo con el Air Bus presidencial”, afirmó San Miguel.

El 10 de diciembre del pasado año Chávez fue trasladado a La Habana en el avión presidencial, para someterse a tratamiento contra el cáncer que acabó con su vida en marzo. La última vez que el AirBus presidencial fue visto, fue en marzo cuando llevó a Maduro a la Cumbre del Celac y la UE en Santiago de Chile, informó el diario El Universal.

“Hemos recibido información de que la estructura del avión presidencial fue modificada en los últimos tiempos del ejercicio de la presidencia de Chávez, hay información por confirmar de que se hicieron trabajos para convertirlo en un avión ambulancia”, dijo la activista quien se pregunta por qué ha dejado de funcionar un avión que costó millones de dólares.

San Miguel señaló la posibilidad de que el Airbus haya sido donado inapropiadamente a Cubana de Aviación, “lo cual ya tiene precedentes porque el presidente Chávez regaló a Evo Morales un helicóptero Súper Puma presidencial”, sin cumplir los requisitos.

Maduro explicó el pasado mes de septiembre que el avión presidencial presentó graves fallas “inexplicables” luego de ser sometido a una revisión a fondo de cinco meses en los talleres de Airbus de Francia en Toulousse.

ARCHIVO. El avión presidencial de Hugo Chávez.
ARCHIVO. El avión presidencial de Hugo Chávez.
"La investigación está completa. La responsabilidad por contrato con la República Bolivariana de Venezuela es de la Airbus de Francia", expresó Maduro luego de que un portavoz de la empresa dijera que el avión presidencial venezolano en efecto fue sometido a una "revisión importante" en Francia pero que Airbus "no se ocupa de su mantenimiento".

"La empresa Airbus sabe que es muy grave (la falla) y tiene que respondernos a nosotros en cada una de las partes y explicar bien qué sucedió, que no vengan a decir ahora que fue una empresa contratista, que ellos sólo ponen los repuestos”, dijo Maduro pero desde entonces no se han tenido noticias del avión presidencial.

El Airbus A319-133XCJ, identificado como FAV-0001, comprado a comienzos de 2002 por 65 millones de dólares, es la versión ejecutiva del A319. Tiene capacidad para 39 pasajeros y está dividido en seis salas. Tiene depósitos adicionales de combustible instalados en la bodega de carga, lo que aumenta su autonomía hasta los 12.000 km.

La polémica en torno a su destino se reavivó luego de que Maduro regresó de China, a donde se desplazó a fines de septiembre en un avión de Cubana de Aviación, justificando los problemas existentes con el avión presidencial venezolano.
Maduro denunció en esa oportunidad que Estados Unidos se había negado a que sobrevolara el espacio aéreo de Puerto Rico en su vuelo hacia China, aunque no explicó las razones tras la denegación del permiso de sobrevuelo.

Según aclaró entonces la portavoz del Departamento de Estado Marie Harf, Venezuela presentó la petición para que su avión ingresara en el espacio aéreo estadounidense con sólo un día de antelación, cuando "los permisos para vuelos diplomáticos requieren ser presentados con tres días de antelación".
Además, agregó, el aparato para el cual se solicitó el permiso no era un avión presidencial, otro de los requisitos para este tipo de solicitudes de vuelos diplomáticos, precisó.

Con todo, "aunque la solicitud no fue enviada de forma adecuada, las autoridades estadounidenses trabajaron junto con funcionarios de la embajada venezolana para resolver este asunto", aseguró Harf.

"¿Qué pasó con el avión presidencial por el que pagamos tanto dinero y cuánto estamos pagando por el avión cubano?”, se preguntó en días pasados el gobernador del Estado Miranda, Henrique Capriles. “El avión presidencial es un activo del país, no es de un partido”, agregó.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG