Enlaces de accesibilidad

López: al gobierno de Nicolás Maduro "le quedan horas"


El líder opositor venezolano Leopoldo López en su celda.

"Estoy convencido de que le quedan horas a la dictadura", dijo desde la cárcel Leopoldo López en una entrevista con el periódico español El Mundo.

El prisionero político y opositor venezolano, Leopoldo López, se mostró convencido de su próxima liberación y aseguró que al gobierno de Nicolás Maduro "le quedan horas" en una entrevista con el periódico español El Mundo publicada este jueves.

"Estoy convencido de que ha valido la pena mi encarcelamiento, de que le quedan horas a la dictadura. Estoy convencido de que Venezuela ha de superar esta situación, de que podemos sacarla del desastre al que hoy la tienen sometida", declaró López en esta entrevista.

Aunque el líder opositor no tiene permitido contactos con la prensa, López respondió a las preguntas del periódico español en pedazos de servilletas o camuflándolas en medio de los documentos de sus abogados, según relata El Mundo.

"Hoy estoy más esperanzado y me digo que ha valido la pena todo esto, porque veo que esta convicción ya es de toda la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), que está más dispuesta que nunca a concretar en este 2016 el cambio", añade.

En las elecciones de diciembre, la MUD, que reúne a la oposición venezolana, consiguió dos tercios de la Asamblea Nacional, en la que quieren impulsar una ley de amnistía para todos los presos políticos, que el martes fue aprobada en primera instancia.

"Sé que voy a salir en libertad. Cuando lo haga estaré más fuerte de alma, mente y cuerpo. Saldré fortalecido y sin rencores", dijo López.

"Voy a salir en libertad para seguir luchando por las mismas causas por las que siempre he luchado: el bienestar y prosperidad de nuestro pueblo, la defensa de la democracia y la libertad de los venezolanos", sentenció.

Por otra parte, el general venezolano Antonio Rivero, dijo en entrevista con El Nuevo Herald de Miami que, preocupados por el rápido deterioro de la situación en Venezuela, distintos sectores del mismo chavismo exploran planes para asumir el control del país sin Nicolás Maduro de producirse un estallido social.

Así, militares vinculados al chavismo ven como muy probable que la aguda crisis económica de Venezuela desemboque próximamente en un estallido social y han comenzado a fraguar planes para asumir el control del país y encabezar un proceso de transición ante una eventual salida del gobernante socialista, apuntó el general retirado Antonio Rivero

Así, este martes el actual presidente de la Asamblea Nacional, el opositor Henry Ramos Allup, confirmó públicamente la versión durante el debate de la Ley de Amnistía.

“Ustedes [en el chavismo] saben la procesión que tienen por dentro, tres grupos militares conspirando ahí dentro y cuatro grupos del [oficialista] PSUV cayéndose a cuchillo y forzando la renuncia de Nicolás Maduro”, manifestó el opositor.

Según Rivero, esto es importante porque si el poder llegara a caer en manos de la oposición, en un escenario que ellos no pudieran controlar, “ellos saben que quedarían en manos de la justicia, nacional o internacional”, dijo Rivero en la entrevista.

“Ante esto, ellos se han planteado la posibilidad de sostener el poder por vía de una junta cívico-militar”, a ser integrada por importantes líderes del chavismo, principalmente del sector militar, con alguna representación nominal de la oposición, señaló Rivero al Herald.

Fuera de la junta quedaría el propio Maduro —quien saldría del poder— y el ex presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello —quien es investigado por narcotráfico por la justicia estadounidense, dijo Rivero.

Pero la junta cívico-militar del chavismo solo podría ser instaurada en el marco de un estado de excepción declarado en el marco de un estallido social, dado que el estado de grave conmoción nacional sería el elemento clave que permitiría forzar la salida de Maduro a través de una intervención militar, explicó Rivero.

XS
SM
MD
LG