Enlaces de accesibilidad

Miles de migrantes cruzan a Eslovenia en nueva ruta


Varios migrantes se asoman por las ventanillas de un tren en la estación de ferrocarril en Cakovec, Croacia, hoy, 17 de octubre, cerca de la frontera con Eslovenia.

Eslovenia, un país de unos dos millones de habitantes, señaló que reforzará sus controles fronterizos y creará puntos de entrada para migrantes a fin de controlar las llegadas, aunque seguirá aceptando migrantes.

Miles de migrantes ingresaron el sábado a la pequeña Eslovenia como ruta alternativa para alcanzar Europa occidental después de que Hungría cerrara la frontera y les impidiera el libre tránsito, en otro obstáculo que afrontan en su desesperada huida de las guerras y la pobreza hacia lo que esperan sea una vida mejor en esa región del continente.

Debido al cierre de la frontera de Hungría con Croacia a primeras horas del sábado, miles de migrantes -entre ellos mujeres y niños empapados por la lluvia fría- tuvieron que cambiar de trayecto y desplazarse más al oeste, hacia la zona limítrofe de Croacia con Eslovenia.

El pequeño Estado miembro de la Unión Europea tiene capacidad limitada para procesar al gran número de migrantes que pretenden llegar a los países más ricos del bloque, como Alemania, Austria o Suecia.

El cierre de la frontera húngara es la más reciente muestra de la falta de coordinación en las medidas adoptadas por la UE para enfrentar el tránsito de personas que llegan a las zonas limítrofes del bloque.

Varios autobuses llenos de migrantes llegaron el sábado por la mañana a la localidad fronteriza eslovena de Petisovci desde Croacia. Un tren con 1.800 personas llegó a la frontera en la tarde. La policía dijo que después de procesarlos, la mayoría de ellos es transferida a la frontera austriaca.

La agencia de Naciones Unidas para los refugiados indicó que Eslovenia tiene capacidad para aceptar a unos 7.000 migrantes diarios. Sin embargo, funcionarios eslovenos señalaron que pueden recibir a 2.500 personas a diario y autorizarán el ingreso de nuevos grupos sólo cuando los grupos anteriores hayan salido del país.

La policía de Croacia subrayó que más de 5.000 migrantes han ingresado al país desde que Hungría cerró su frontera, lo que pone en relieve una posible acumulación de personas a quienes Eslovenia no admitiría.

Eslovenia, un país de unos dos millones de habitantes, señaló que reforzará sus controles fronterizos y creará puntos de entrada para migrantes a fin de controlar las llegadas, aunque seguirá aceptando migrantes mientras Austria y Alemania mantengan abiertas sus fronteras.

Croacia ha dicho que cerrará su frontera con Serbia si Eslovenia hace lo mismo con Croacia.

Hasta ahora, los migrantes atravesaban Croacia para llegar a Hungría y seguir su camino al oeste.

XS
SM
MD
LG