Enlaces de accesibilidad

Los Spurs cumplieron en Miami: Ginóbili


El jugador Manu Ginóbili (d) de San Antonio Spurs intenta anotar una canasta.

"Habíamos hablado antes de empezar la serie que nuestro objetivo era sacar un triunfo en Miami, con eso nos íbamos contentos”, indicó el jugador argentino.

Pese a la soberana paliza que le propinó el Heat a los Spurs la noche del domingo en el segundo juego de la final NBA, el argentino Manu Ginóbili asegura que el equipo de San Antonio regresa satisfecho a sus lares, pues cumplió su objetivo, que "era sacar un triunfo en Miami".

Los campeones defensores de Miami reaccionaron con furia para vencer 103-84 en su arena y empatar a un triunfo por bando la serie al mejor de siete, y ahora marchan a San Antonio para tres partidos igualmente incandescentes.

"Habíamos hablado antes de empezar la serie que nuestro objetivo era sacar un triunfo en Miami, con eso nos íbamos contentos, pero no lo estamos tanto ahora porque no queríamos perder como lo hicimos, con tal paliza", declaró Ginóbili.

El jugador de Bahía Blanca tuvo poco aporte en el encuentro, al encestar sólo cinco puntos en 18 minutos sobre la duela.

"Ellos se enfrentaron a este juego como si fuera el séptimo de la serie", dijo Ginóbili. "Jugaron con urgencia, y nosostros sabíamos que iban a venir con fuerza, pero no estuvimos finos en la ofensiva", declaró Ginóbili.

Resumiendo las claves de la derrota, Ginóbili puntualizó que esencialmente fueron "no mover bien el balón, cometer muchas pérdidas (de pelotas) y ofensivamente estuvimos flojos".

De su parte, el astro LeBron James, que en el primer juego consiguió un triple-doble y ahora estuvo 'discreto' con 17 cartones, 8 rebotes, 7 asistencias, 3 robos y 3 bloqueos, aseguró que más allá del resultado individual, "lo importante es que hicimos un gran juego como equipo".

"Como he dicho, yo realmente no oigo lo que dice la gente que debo tirar más y esas cosas. Voy a seguir encontrando a mis compañeros, y si están abiertos, les daré el pase. Y voy a seguir presionando en la defensa", aseguró James.

"Lo hicimos esta noche. Ray (Allen), Mike Miller, Rio (Mario Chalmers) hicieron grandes jugadas y eso es lo que vale", acotó.

Para el entrenador de Miami, Erik Spoelstra, las claves de la victoria ahora fueron "hacer las pequeñas cosas bien" y "jugar con intensidad" del primero al último minuto.

"Esta es una serie muy competitiva, una de las cosas que hablamos es que cada cual tiene que contribuir en todo lo que pueda, y que un pequeño minuto puede convertirse en grandes minutos", manifestó Spoesltras. "Esta serie probablemente está definida por todas esas pequeñas cosas".

El base Dwyane Wade, criticado por su pobre aporte en el primer partido, tuvo una primera mitad brillante de 10 puntos, aunque después que el Heat tomó ventaja de 10 cartones vio disminuidos sus minutos debido a los dolores de rodilla que viene padeciendo desde las finales de ConferenciA Este.

"Jugamos al baloncesto del Miami Heat. Jugamos todos colectivamente y todos nos metimos en el juego", declaró Wade, que finalizó con 10 puntos y 6 asistencias en 30 minutos.

"Nuestra energía fue alta todo el partido, y no tres cuartos de partido como el primero, y nuestro banco entró e hizo un gran trabajo. Mike, Ray and Bird hicieron un gran trabajo esta noche", puntualizó Wade, que ha ganado sus dos anillos de campeón NBA con Miami Heat.
XS
SM
MD
LG