Enlaces de accesibilidad

México define su destino, a pesar de todo


La mayor parte de las encuestas dan como ganador al candidato del PRI, Enrique Peña Nieto.

En 1990, para escándalo de Octavio Paz, Mario Vargas Llosa opinó que "la dictadura perfecta no es el comunismo. No es la URSS. No es Fidel Castro. La dictadura perfecta es México".

México elige este domingo a su próximo mandatario bajo medidas de seguridad excepcionales y bajo la posibilidad del retorno al poder del Partido Revolucionario Institucional, PRI, una maquinaria política que mantuvo el control del país azteca durante la mayor parte del siglo XX.

Según la encuestadora Covarrubias y Asociados Enrique Peña Nieto, candidato presidencial del PRI y del Partido Verde, empezó en febrero de 2012 con 37% de intención del voto y terminó con 38%.

Mientras Andrés Manuel López Obrador, candidato del Partido de la Revolución Democrática, PRD, y del Movimiento Ciudadano, tenía en febrero de este año 26% de las preferencias y hoy cuenta con 28%.

En tanto la oficialista Josefina Vázquez Mota, del Partido de Acción Nacional, PAN, contaba en febrero 24% de las preferencias y concluye la campaña con 25%.

El candidato del PRI, un abogado de 45 años, tiene al menos 10 puntos de ventaja sobre el izquierdista Andrés Manuel López Obrador, quien superó
a Josefina Vázquez Mota durante la campaña electoral de 90 días.

En estas elecciones, consideradas las más grandes en la historia de México, con la sangrienta y espectacular guerra contra el narcotráfico en el trasfondo, el PRI recuperaría la presidencia que perdió en el 2000 después de siete décadas consecutivas en el poder, décadas definidas por el escritor Mario Vargas Llosa, Premio Nobel de Literatura, como la dictadura perfecta.

En 1990, en una visita a la nación azteca, para escándalo del escritor mexicano y también Premio Nobel, Octavio Paz, el autor peruano opinó que "la dictadura perfecta no es el comunismo. No es la URSS. No es Fidel Castro. La dictadura perfecta es México".

Sentencia que el autor de la Casa Verde matizaría posteriormente al declarar que la dictadura de México no era tan perfecta, pues al final se transformó en una democracia todavía imperfecta.

Vargas Llosa declaró lo anterior justo cuando el PRI renovaba su dirigencia y encabezaba como favorito las encuestas de preferencia electoral para la presente votación presidencial de 2012.

Este domingo muchos mexicanos parecen dispuestos a volver a depositar su voto en el PRI, luego de que el Partido Acción Nacional no lograra crear suficientes empleos ni acabar con los cruentos cárteles de la droga.

El mandatario Felipe Calderón asumió el poder en 2006, desarrollando una ofensiva militar contra el narcotráfico cuyo saldo al presente estaría en más de 55 mil personas muertas.

Desde las ocho de la mañana y hasta las seis de la tarde de este domingo permanecerán abiertos los centros de votación para que acudan los casi 80 millones de mexicanos mayores de 18 años con posibilidades de elegir al próximo presidente, aunque los pronósticos de algunos encuestadores es que la participación apenas si superaría el 60% de los inscritos.

Además del presidente, los mexicanos elegirán a los 500 diputados federales y 128 senadores, y también se votará por el jefe de gobierno de la ciudad de México y seis gobernadores, así como por varios cientos de nuevos legisladores locales y alcaldes.

Muchos, no obstante, temen en México que, dado el pasado expediente de corrupción del PRI, el gobierno de Peña Nieto podría devenir en mano blanda, entendimiento o pacto con las huestes de feroces narcos que, en muchos casos, darían la impresión de actuar como una suerte de poder paralelo en el país.

Sin embargo, Peña Nieto ha prometido enfocarse en reducir la violencia del crimen organizado y en promover el crecimiento económico a través de ajustes como abrir más a la iniciativa privada la inversión en la empresa estatal Petróleos Mexicanos.

En los últimos días se multiplicaron las denuncias por compra de votos y coacción del sufragio, en tanto un 71% de los mexicanos considera posible un fraude electoral, mientras el movimiento estudiantil YoSoy132, que acusa a medios como Televisa, mayor grupo de televisión de habla hispana, de promover a Peña Nieto, realizó una marcha la noche de este sábado con más de 20 mil participantes que reclamaron comicios limpios.

No obstante, los peligros evidentes dentro de lo que Vargas Llosa ha definido ahora como una democracia todavía imperfecta, lo cierto es que México da muestras de la vigencia de una sólida sociedad civil que, difícilmente, degeneraría hacia los desbarrancaderos de una dictadura perfecta y que, contrario de lo opinado por el autor en un momento, parecería que la perfección en lo dictatorial sería efectivamente un atributo de Fidel Castro en Cuba y no del PRI en los predios del antiguo imperio de los aztecas.
XS
SM
MD
LG