Enlaces de accesibilidad

Merkel conmemora en Dachau la liberación de este campo de la muerte


Angela Merkel con el sobreviviente de Dachau Max Mannheimer.

Abierto inicialmente en 1933 para internar en él a los prisioneros políticos, Dachau sirvió de modelo de organización para los otros campos de la muerte, desde Treblinka a Buchenwald.

Decenas de supervivientes se encontraron este domingo en Dachau (sur de Alemania) para conmemorar el 70º aniversario de la liberación del campo nazi, que este año adquiere una trascendencia particular con la presencia excepcional de la canciller alemana.

Esta es la única vez que la dirigente alemana participa en una ceremonia en un campo de concentración durante los 12 meses de conmemoraciones del fin de la barbarie nazi y, dada la avanzada edad de los supervivientes, será posiblemente uno de los últimos encuentros.

A su llegada, Merkel fue recibida, bajo una gran tromba de agua, por el presidente del Consejo Central de Judíos de Alemania, Josef Schuster.
Junto a un deportado francés de 94 años, Clément Quentin, la canciller depositó un ramo de flores frente al antiguo crematorio.

A continuación, supervivientes, excombatientes estadounidenses y responsables políticos recorrieron a pie, bajo la lluvia, el camino hacia la plaza donde los prisioneros sometidos a trabajos forzados eran contados cada día. La presencia de la canciller y de los supervivientes es "un símbolo de solidaridad", afirmó Schuster.

En un momento en que numerosos exprisioneros ya murieron, el representante judío exhortó a guardar intacta la memoria de la Shoah. Con el tiempo, "la distancia aumenta, la empatía disminuye", insistió. Y dirigiéndose a los jóvenes, afirmó: "No tenéis la culpa, pero portáis la responsabilidad" de no olvidar el horror de los campos.

Abierto inicialmente para internar en él a los prisioneros políticos, Dachau sirvió de modelo de organización para los otros campos de la muerte, desde Treblinka a Buchenwald.

El 29 de abril de 1945, fue liberado por los estadounidenses que descubrieron el horror indescriptible de la solución final. Las imágenes de archivo de la época muestran los cuerpos amontonados y los supervivientes azorados, enfermos y tan en los huesos que apenas podían sostenerse en pie.

La víspera de esta conmemoración, Angela Merkel, insistió en la "responsabilidad particular" de Alemania, 70 años después del fin del Holocausto, en el que seis millones de judíos fueron exterminados en el peor intento de eliminación de un pueblo. "Nosotros, los alemanes, tenemos la responsabilidad particular, la de estar atentos, ser sensibles y bien informados sobre esto y sobre lo que hicimos bajo el nazismo", dijo en su mensaje de video semanal Merkel, nacida en 1954, nueve años después del final de la Segunda Guerra Mundial.

Pero el "¡Nunca más esto!" que preconiza Alemania desde 1945 significa también hoy "velar por que nuestros ideales y nuestros valores sean realmente respetados", según Merkel, que fue la primera jefe de un gobierno alemán en visitar Dachau, en agosto de 2013.

El presidente estadounidense, Barak Obama, recordó el miércoles la memoria de las personas asesinadas en esta fábrica de la muerte, citando uno de los soldados estadounidenses liberadores que escribió en la época: "Es imposible imaginar que este tipo de cosas existan en un mundo civilizado". La participación de Angela Merkel en esta conmemoración ha sido bien recibida por los supervivientes. "Es una señal de amistad francoalemana muy importante para la paz en Europa tras la Guerra", declaró a la AFP Clément Quentin.

En esta apacible ciudad de Baviera, en el campo, abierto el 22 de marzo de 1933, -- menos de dos meses después de la llegada de Hitler al poder -- se instaló primero una fábrica de municiones abandonada antes de la construcción de un gran complejo de edificios a partir de 1937.

Más de 206.000 prisioneros procedentes de 30 países pasaron por el campo, entre ellos el antiguo primer ministro francés Léon Blum, que era judío. Más de 41.000 fueron asesinados o murieron de agotamiento, de hambre de frío o de malaria.

Las conmemoraciones internacionales del 70º aniversario de la apertura de los campos se iniciaron el 27 de enero en Auschwitz, en Polonia ocupada por los nazis.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG