Enlaces de accesibilidad

Mercosur naufraga entre olas políticas


Durante años, el Senado paraguayo bloqueó la entrada de la Venezuela de Hugo Chávez al Mercosur.

Un análisis de la revista The Economist sostiene que el antiguo bloque comercial ha dejado de ser un puente para convertirse en una fortaleza de gobiernos de izquierda.

La prestigiosa revista The Economist publica en su edición de esta semana un análisis en el que reseña la evolución del bloque económico Mercosur hasta nuestros días, cuando se ha convertido en algo muy diferente al impecable mercado unitario que soñaron sus fundadores.

Brasil y Argentina dejaron atrás en 1991 décadas de rivalidad, dice, y junto a los pequeños Uruguay y Paraguay fundaron Mercosur con la pretensión de convertirlo en un mercado común, y a pesar de numerosas dificultades lograron acordar un código común aduanero.

“Pero bajo gobiernos de izquierda, Brasil y –especialmente—Argentina se han convertido más proteccionistas (...) y ven más a Mercosur como una fortaleza que como un puente”, señala.

Como prueba de ello, apunta que fuera de Suramérica los únicos tratados comerciales suscritos por el bloque en la última década han sido con Israel y la Autoridad Palestina, y las negociaciones con la Unión Europea, que dieron comienzo en 1999, han languidecido.

“Aunque el comercio interregional ha seguido creciendo en término absolutos, representa con todo una proporción mucho más pequeña de las exportaciones totales que cada uno de sus miembros tuvo por separado en su momento cumbre, en 1997”, destaca The Economist.

Según la revista, el bloque encara ahora un nuevo problema que se ha creado a sí mismo y que potencialmente podría hacerlo saltar en pedazos, refiriéndose a la reunión del pasado 29 de junio en Mendoza, Argentina, donde Paraguay fue suspendida un año tras la destitución del presidente de izquierda de ese país, Fernando Lugo.

La publicación subraya que en una decisión “legalmente cuestionable” , el bloque admitió entonces la membresía plena de Venezuela, después de que había sido precisamente el Senado paraguayo el que durante años rehusó aprobar la entrada a Mercosur del gobierno de izquierda de Hugo Chávez.

“En mayor o menor medida, los gobiernos de Brasil y Argentina comparten el punto de vista del señor Chávez de que el Mercosur debe servir fundamentalmente a la causa de la unión política, y actuar como un proyecto rival frente a lo que ellos ven como la agenda de libre comercio de EE.UU. en Latinoamérica”, apunta.

Luego precisa que convertir Mercosur en una unión polìtica significa en la práctica que sus decisisones se basen en las preferencias de los actuales gobiernos de centro-izquierda más que en los intereses a largo plazo de sus respectivas naciones.

Para concluir, The Economist realza el hecho de que la parte de más rápido crecimiento hoy en día en Suramérica es la formada por tres países que practican el libre comercio: Chile, Colombia y Perú, que paradójicamente “han rehuido la membresía plena en el Mercosur”.
XS
SM
MD
LG