Enlaces de accesibilidad

Un mensaje en una botella da nuevo giro a caso de Balseros del Faro

  • Martinoticias.com

Tras la denuncia de maltrato que contiene la misiva, el caso volvió este jueves a los tribunales. Un juez de inmigración dictaminó que 20 de ellos serán enviados a la Base Naval de Guantánamo.

Una carta en una botella podría dar un giro inesperado al caso de 24 balseros cubanos interceptados en el faro American Shoal Light, cuya repatriación a la isla fue dictaminada este martes por un juez federal de Miami.

El caso volvió al Tribunal Federal de Miami, tras la denuncia de maltrato que han divulgado los balseros en la misiva, hallada por un pescador en aguas de Cayo Hueso.

Una segunda audiencia este jueves, frente a un juez de inmigración determinó que 20 de los balseros serán enviados a la Base Naval de Guantánamo, dijo a Martí Noticias Ramón Saúl Sánchez, líder del Movimiento Democracia, que había pedido al tribunal que los balseros no fueran devueltos a Cuba.

En la carta, los balseros, entre ellos dos mujeres, envían un mensaje de auxilio y denuncian maltratos dentro de la embarcación, alimentación escasa y problemas mentales en algunos de los cubanos.

El abogado Luis Fernández dijo a la prensa que para que proceda una investigación sobre la denuncia, los testigos (en este caso, los 24 balseros) tienen que estar en libertad, para poder hablar de lo que les ha pasado.

La defensa, que encabeza el ex fiscal Kendall Koffy, ha pedido entrevistar a los balseros ya sea por radio, por teléfono o que sean llevados a la Base Naval de Guantánamo.

Pero la fiscalía argumentó que, como se encuentran en un barco considerado de guerra, según la ley estadounidense, los balseros no pueden tener acceso a ningún medio de comunicación.

La abogada Darlenis Palma explicó que el Gobierno se opuso completamente a que los balseros tengan comunicación con sus defensores, ya sea por teléfono o por radio.

“Esto se va a demorar un tiempo”, aseguró el abogado Will Sánchez, y añadió que aunque los balseros sean regresados a Cuba, ellos quieren saber si fueron o no maltratados a bordo del escampavías de la Guardia Costera, en el que permanecen desde el pasado 20 de mayo.

La audiencia de este jueves concluyó sin veredicto, pero el magistrado Darrin Gayles dijo que no demorará mucho tiempo en pronunciarse sobre este caso.

Familiares de los balseros dijeron a Martí Noticias estar esperanzados con este nuevo giro que ha dado el caso. Algunos temen que, de ser deportados a la isla, sean objeto de represalias por parte de las autoridades cubanas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG