Enlaces de accesibilidad

Martínez, Johnson, Smoltz y Biggio son inducidos al Salón de la Fama


Salón de la Fama del béisbol de las Grandes Ligas en Cooperstown, Nueva York (EEUU).

Desde hace 60 años no se había nombrado a un grupo tan amplio, cuando en 1955 fueron elevados Joe DiMaggio, Gabby Hartnett, Ted Lyons y Dazzy Vance.

El lanzador dominicano Pedro Martínez y los también serpentineros Randy Johnson y John Smoltz, así como Craig Biggio fueron inducidos este martes al Salón de la Fama de las Grandes Ligas en Cooperstown (Nueva York).

Esta fue la primera vez desde 1955 en que son nombrados cuatro peloteros como nuevos integrantes al Salón de la Fama.

Desde hace 60 años no se había nombrado a un grupo tan amplio, cuando en 1955 fueron elevados Joe DiMaggio, Gabby Hartnett, Ted Lyons y Dazzy Vance.

Aunque este año hubo un número elevado de inducidos, la sombra de las sustancias prohibidas continúa en las Grandes Ligas y Roger Clemens y Barry Bonds, dos de los peloteros señalados en su momento por presunto uso de esas sustancias, quedaron nuevamente relegados.

Tanto Martínez como Johnson y Smoltz fueron inducidos en su primer año como candidatos, mientras que Biggio lo logró en su tercer intento y los cuatro serán exaltados en la ceremonia que se llevará a cabo el 26 de julio.

Martínez, un lanzador diestro que ganó en tres ocasiones el premio Cy Young, logró 500 votos para un 91.1 por ciento, y con su inducción se une su compatriota el lanzador Juan Marichal, que fue elegido integrante del Salón de la Fama en 1983.

Martínez tuvo marca de por vida de 219-100 en su carrera, 2.93 de promedio de efectividad, 3.154 ponches y dio 760 bases en 2.827 episodios trabajados.

El lanzador logró el título de Serie Mundial junto con los Medias Rojas de Boston en el 2004.

Mientras que Johnson, que recibió respaldo en 534 de las 549 papeletas, se hizo acreedor en cinco ocasiones al Cy Young.

El lanzador consiguió números de por vida de 303 triunfos y 4.875 ponches.

El porcentaje que recibió Johnson en las papeletas, del 97.5 por ciento, lo convierte en el octavo más alto en la historia de la votación.

Smoltz alcanzó 455 votos para un 82.2 por ciento e ingresa al Salón de la Fama como el único serpentinero en la historia de las mayores con 200 victorias y 150 rescates, y además tiene marca de 15-4 en juegos de fase final.

El único de los tres peloteros inducidos que debió esperar para ingresar al Salón de la Fama fue Biggio.

El pelotero que jugó solamente para los Astros de Houston durante toda su carrera, esperó tres años para ingresar al prestigioso salón.

Biggio logró 454 votos y por 42 superó el 75 por ciento necesario para poder ingresar. Biggio logró 3.060 imparables de por vida, todos bateando para los Astros.

Este año Clemens y Bonds siguieron su espera para ser nombrados y llegaron a su tercer año como de candidatos, con menos del 40 por ciento.

Mientras que Marc McGwire, que llegó a su penúltimo año como elegible, y otro dominicano, Sammy Sosa, ambos involucrados en presunto uso de sustancias prohibidas, recibieron sólo el 10 por ciento y el 6,6 por ciento, respectivamente.

El período de tiempo que un jugador puede ser considerado para ingresar al Salón de la Fama fue reducido el año pasado de 15 a 10.

XS
SM
MD
LG