Enlaces de accesibilidad

Maduro copia fracaso político de Mao Zedong


Maduro - Mao

“La trágica situación de Venezuela no debería sorprender a nadie que esté familiarizado con la historia del Gran Salto Adelante”, afirma Ylia Somin, profesor de Derecho de la Universidad Georges Mason.

La medida del gobierno de Nicolás Maduro autorizando el reclutamiento obligatorio de venezolanos para trabajar en el campo, como solución a la escasez de alimentos tiene sus antecedentes en idénticos modelos del socialismo implementados en Cuba, China y la ex Unión Soviética, afirma este miércoles un analista político en el Washington Post.

“La trágica situación de Venezuela no debería sorprender a nadie que esté familiarizado con la historia del Gran Salto Adelante”, afirma Ylia Somin, profesor de Derecho de la Universidad Georges Mason.

“Haríamos bien en darle finalmente a este gran asesinato masivo, la importancia que merece”, agregó refiriéndose al fracasado proyecto impuesto en China por el dictador comunista Mao Zedong hace poco más de medio siglo.

En un artículo titulado El mayor asesinato masivo de la historia, Somin afirma que la mayoría de las personas asumen que Stalin o Hitler son los más grandes asesinos masivos.

“Pero ambos fueron superados por Mao Zedong durante la Gran Hambruna que causó la política de El Gran Salto Adelante que provocó la muerte de 45 millones de personas, entre 1958 a 1962”, afirmó.

Mao ordenó a millones de campesinos a organizarse en comunas para autoabastecerse e incrementar la producción agrícola. La colectivización en campos y ciudades se ejecutó mediante el uso intensivo de la violencia. Los que se oponían eran detenidos, torturados y asesinados. Los que escapaban de las comunas también eran pasados por las armas.

Somin, cita al historiador holandés Frank Dikötter, autor del libro La gran hambruna de Mao, para recordar que El Gran Salto Adelante generó una de las peores matanzas en la historia de la humanidad. Según Dikötter , la base del 'Gran salto adelante' eran la coerción, el terror y la violencia sistemática.

La obra de Dikötter, profesor de historia de la Universidad de Hong Kong y de la Escuela de Estudios Orientales y Africanos de Londres, obtuvo en el 2011 el Premio Samuel Johnson de la BBC, uno de los galardones más prestigiosos de Reino Unido.

“Entre dos y tres millones de personas murieron torturadas o en juicios sumarios, con frecuencia por infracciones sin importancia”, asegura Dikötter en su libro.

Agrega que las víctimas de la hambruna aún son ignoradas en China donde "no hay ningún monumento, ningún museo, ni mucho menos un día de recuerdo. Ni siquiera hay un debate público sobre aquellos horrorosos días".

Por su parte Somin destaca en su articulo que aunque los hechos básicos del proyecto de Mao son bien conocidos por los académicos de historia y expertos en el comunismo chino en el ámbito internacional, la gente común desconoce apenas lo sucedido y su impacto.

El artículo señala que cuando en Occidente se piensa en los grandes personajes diabólicos de la historia, raramente se identifica a Mao como uno de ellos.

“A diferencia de la cantidad de películas, libros, museos y hechos históricos que recuerdan el Holocausto judío, hemos hecho muy poco para conocer el Gran Salto Adelante y asegurarnos de que la sociedad haya aprendido esa lección¨, afirma Somin. “Cuando coreamos “nunca más” olvidamos que esa afirmación vale tanto para el racismo o el antisemitismo, como para este tipo de atrocidad”, concluyó.

Según Somin la negligencia de Occidente en conocer y divulgar los crímenes del comunismo cometidos particularmente en China y en la ex Unión Soviética, han contribuido a que la sociedad no rechace ese sistema tanto como lo hace con el fascismo o el nazismo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG