Enlaces de accesibilidad

Madrid elimina carteles con nombres de calles de la era franquista


Calle General Romero Basart en Madrid.

Unas 49 calles serían renombradas en los próximos días, después de que un tribunal desestimó las medidas cautelares que pidió la Fundación Francisco Franco contra la decisión inicialmente aprobada hace casi un año.

Trabajadores eliminaban el viernes carteles con nombres de calles ligados al régimen del fallecido dictador español Francisco Franco en Madrid, pese a la oposición de quienes creen que su legado debería ser conservado.

La municipalidad de Madrid dijo que 49 calles serían renombradas en los próximos días, después de que un tribunal desestimó las medidas cautelares que pidió la Fundación Francisco Franco contra la decisión inicialmente aprobada hace casi un año.

Muchos de los nombres se refieren a generales que se levantaron contra la Segunda República en 1936 y participaron en la posterior Guerra Civil. Las calles volverán a tener los nombres previos a la época franquista o, si eso no es posible, honrarán a mujeres ilustres, instituciones educativas opolíticos, dijo el municipio.

Los historiadores estiman que hasta 500.000 combatientes y civiles murieron en el conflicto bélico. Al terminar, decenas de miles de enemigos de Franco fueron encarcelados o fusilados en una campaña para acabar con los disidentes.

En el barrio de Las Águilas, en el suroeste de Madrid, unos trabajadores subieron con escaleras para retirar las placas en la calle General Romero Basart, un general que luchó en el bando franquista durante la Guerra Civil, sustituyéndola por el nuevo nombre de Blas Carrera, en memoria de un físico español del siglo XX.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, aseguró que el fallo judicial es una "muy buena noticia" y aseguró que el Ayuntamiento seguirá cambiando los nombres de las calles de la capital que tengan vínculos con la dictadura que gobernó España entre los años 1939 y 1975.

"Es estupendo que no estemos sometidos a una limitación judicial que nos prohíba el cambio de nombres", aseguró Carmena, quien recalcó el consistorio madrileño "continuará lo que habían paralizado".

La Guerra Civil (1936-1939) y, sobre todo, la dictadura del general Francisco Franco siguen siendo motivo de controversia en España tras cuarenta años de democracia, tanto por los miles de desaparecidos como por los símbolos del régimen militar que persisten y la actitud de sus defensores.

En la actualidad persisten calles y monumentos de esa época en muchas ciudades de España y su retirada continúa siendo motivo de polémica en muchas ocasiones.

Reuters y EFE

XS
SM
MD
LG