Enlaces de accesibilidad

Los Obama dormirán a pocos kilómetros de Fidel Castro


El mandatario, su esposa, sus hijas y la madre de la Primera Dama dormirán el domingo y el lunes en la residencia del embajador en funciones de EEUU en Cuba, Jeffrey DeLaurentis.

La mansión en La Habana donde pasarán dos noches el presidente de Estados Unidos Barack Obama y su familia, está ubicada a escasos kilómetros de Punto Cero, el lugar de residencia de Fidel Castro.

Punto Cero, un pequeño complejo residencial fuertemente custodiado, está situado en los terrenos del antiguo campo de golf Jaimanitas. La residencia donde el mandatario estadounidense, su esposa, sus dos hijas y la madre de la Primera Dama permanecerán domingo y lunes, se ubica en Cubanacán, antiguo Country Club Park.

El edificio de dos niveles que acogerá a los Obama, actual residencia del encargado de Negocios interino de Estados Unidos, Jeffrey DeLaurentis, fue construido entre 1939 y 1942, sobre un terreno que compró la Cancillería estadounidense.

La mansión tiene poco más de la mitad del tamaño de la Casa Blanca, según datos del Departamento de Estado, y fue levantada con los mejores materiales y mano de obra de su tiempo.

La impresionante casa cuenta con una parcela de dos hectáreas, piscina y cancha de tenis. La suite presidencial en la planta alta tiene dos dormitorios, dos baños y una sala de descanso. El nivel superior también tiene otras cuatro alcobas grandes con baños privados.

Los pisos y las columnas exteriores son atractivos e impresionantes, confeccionados con coral, piedra caliza y mármol.

"Este es un lugar que fue construido para impresionar", dijo a la agencia Reuters John Caulfield, quien fue el principal diplomático de Washington en La Habana entre 2011 y 2014.

La casa de Castro, según la describe el periodista de El País Mauricio Vincent, es así:

"En este complejo, situado en los terrenos del antiguo campo de golf Jaimanitas, hay una guarnición militar y hasta una pequeña granja de autoconsumo, además de la vivienda familiar de Castro y varias casas que ahora habitan algunos de sus hijos. Desde hace décadas Castro vive aquí con su mujer, la maestra Dalia Soto del Valle, con quien tiene cinco hijos (Antonio, Alejandro, Álex, Alexis y Ángel).

La casa de Castro es cómoda y funcional, pero no lujosa. Tiene dos plantas, cuatro cuartos, un salón luminoso y posee un agradable soportal que da a un amplio jardín donde hay una pequeña piscina, un estanque y un primitivo parque infantil".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG