Enlaces de accesibilidad

¿Cómo puedo hacer para legalizar mi condición de prestamista?


Soy un prestamista, vivo de cobrar intereses por prestarle dinero a personas que necesitan sumas para determinadas operaciones. Quiero aprovechar la nueva política de los trabajadores por cuenta propia para legalizar mi condición.
¿Cómo debo hacer para ejercer mis operaciones de forma legal?


No podrás legalizar tu situación, ni hacerte de una licencia de cuentapropista porque la profesión de prestamista no está contemplada en el listado de profesiones autorizadas para ser ejercidas por los trabajadores por cuenta propia.

Tampoco la puedes ejercer como complemento de alguna de las operaciones autorizadas.

Pero además te advertimos que dedicarse a este tipo de operaciones te puede llevar a enfrentar un juicio en tu contra y a ser sancionado por un tribunal.

En Cuba no se permiten ninguna operación de prestamistas privados o “garroteros” como popularmente se les conoce.

El código penal vigente establece que el particular que preste dinero con interés, incurre en sanción de privación de libertad de seis meses a dos años o multa de doscientas a quinientas cuotas o ambas.

Además de que se le confiscará todo el dinero que se le ocupe.
Las acciones del prestamista para cobrar a clientes morosos o que no cumplen con los plazos de pagos, pueden tipificar delitos muchos más graves, como los clasificados de carácter “contra la vida e integridad corporal”.

Un tribunal te puede sancionar por dedicarte a operaciones de “garrotero” y por violentar de cualquier manera el cobro de tus intereses.

Debes reconsiderar tu profesión y asumir el gran riesgo que corres al dedicarte al cobro de intereses por dinero prestado.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG