Enlaces de accesibilidad

Venezuela: cubanos tienen más preguntas que respuestas


Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) retiran escombros el miércoles 19 de febrero de 2014, tras las protestas registradas en el sector El Prebo de Valencia (Venezuela).

“La gente que no tiene acceso a Internet está muy desinformada, porque lo que tiene es Telesur, que en definitiva es la versión cubana porque te das cuenta de la ideología castrista en ese medio", dice la bloguera Lilianne Ruiz.

El mundo tiene los ojos puestos en Venezuela, los atropellos a los estudiantes, las muertes que se producen cada día, así como cada palabra y cada orden salida desde el palacio de Miraflores.

En tanto el gobierno de Cuba vuelve a repetir el viejo guión de la injerencia internacional para desestabilizar a los gobiernos y ofrece el paquete enlatado de Telesur. En las calles de la isla, la gente común se hace más preguntas de las respuestas que tiene.

Lianne Ruiz es una bloguera independiente que postea cada semana en su bitácora El blog de Gerónimo y envía reportes a otros medios de prensa.

En conversación con Norma Miranda en el programa Contacto Cuba, Ruiz señaló que “la gente que no tiene acceso a Internet está muy desinformada, porque lo que tiene es Telesur, que en definitiva es la versión cubana porque te das cuenta de la ideología castrista en ese medio, porque lo que te dicen, efectivamente es que no reconocen la dignidad de esa oposición al régimen de Maduro; en cambio cuando vienes a Internet ves los twits sobre el despliegue policial y que son los jóvenes los que están en las manifestaciones".

Una rápida mirada a la prensa oficial este jueves muestra la escasez de reportes gráficos o sobre la protesta de millones de venezolanos que salieron a acompañar a Leopoldo López cuando se entregó a manos del gobierno.

El sitio oficial Cubadebate alude a la “firmeza revolucionaria” demostrada por Maduro para manejar la crisis mientras hace alusiones a “golpe de estado”, “amenaza fascista” o violencia derechista.

“Aunque Telesur no lo diga la gente está muy sorprendida porque ve los rostros jóvenes, la vitalidad de la oposición venezolana”.

En su casa de Santiago de Cuba, a un activista inquieto como Ovidio Martín Castellanos, miembro del Consejo Coordinador de la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU), no le preocupa la censura del gobierno cubano: “ya el pueblo está en descontento, se sabe que están manipulando, que están llevando personas desde Cuba para Venezuela, para reprimir a ese pueblo como lo hacen aquí con los opositores pacíficos”, sentenció.

Mientras los cubanos sufren la desinformación, debido a canales de comunicación debidamente balanceados, y se preguntan por López, el líder opositor secundado por miles de jóvenes, el diario oficial Granma remataba así uno de sus artículos: “El Ejecutivo bolivariano ha mostrado toda la disposición de garantizar la integridad física de Leopoldo López, quien fuera uno de los principales instigadores de la violencia vivida en Venezuela en días pasados”.

Para Lisandra Robert Salazar, una joven santiaguera sin miedo a expresar lo que piensa, la alternativa está en leer entre líneas para paliar la censura. “El Granma no dice nada, la televisión menos, solo tenemos Telesur, que dice y pone lo que le conviene a ellos que escuche el pueblo cubano, pero entre líneas sé que el pueblo está bastante indignado con la forma de liderazgo de Maduro y bastante protestas”, señala.

Aparejado a que muchos tienen a los colaboradores cubanos como vehículo ideológico para adoctrinar a los residentes de los barrios bajos de Venezuela, Lázaro Curbelo Mejías cree que estos son también una fuente de reflujo de lo que pasa en el país.

“Conozco médicos de los cuales no puedo decir nombre, pero sí hablan de la violencia que se mantiene allá en Venezuela. Incluso hablan que (sus colegas) han aparecido muertos, y les dicen que cuidado con hacer comentarios al llegar al país”, finalizó.

please wait

No media source currently available

0:00 0:03:20 0:00
  • 16x9 Image

    Luis Felipe Rojas

    Luis Felipe Rojas Rosabal, 1971. Narrador, poeta y realizador audiovisual. Tiene publicados -entre otros- los poemarios Para dar de comer al perro de pelea (2013) y Máquina para borrar humanidades (2015). Conduce el programa Contacto Cuba, de Radio Martí. Periodista dedicado al tema de los Derechos Humanos, ha recibido seminarios de la Universidad Internacional de la Florida (FIU) y la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP). Lector voraz, amante del running, las artes plásticas y la música alternativa. Es autor del blog Cruzar las alambradas . Siga a Luis Felipe Rojas en @alambradas.

XS
SM
MD
LG