Enlaces de accesibilidad

Llegan integrantes de la Guardia Nacional a Missouri


CONTINÚAN LAS PROTESTAS EN MISURI.

Este lunes llegaron unidades de ese cuerpo a Missouri para ayudar a la policía en las calles de Ferguson, un suburbio de St. Louis, sacudido por la muerte de un joven negro a manos de la policía hace más de una semana.

La Guardia Nacional estadounidense es una red de reservistas con un papel crucial desde hace siglos en enfrentamientos o catástrofes naturales, y también en el exterior, como en Irak o Afganistán.

Este lunes llegaron unidades de ese cuerpo a Missouri para ayudar a la policía en las calles de Ferguson, un suburbio de St. Louis, sacudido por la muerte de un joven negro a manos de la policía hace más de una semana.

Ya fuera para ayudar a las víctimas del huracán Katrina en Nueva Orleans en 2005, realizar operaciones antiterroristas en el exterior o controlar a manifestantes opuestos a la guerra en los años 1970, la Guardia Nacional cumplió un papel destacado en innumerables ocasiones.

Sus raíces se remontan al siglo XVII, antes de la independencia de Estados Unidos, y luego sirvió para combatir a los británicos. La Constitución le otorgó más prerrogativas y sus miembros combatieron durante la guerra de Secesión, la I Guerra Mundial y otros conflictos.

En 1933, el Congreso los agrupó en un sistema nacional que reunía una base de militares en la reserva.

La Guardia Nacional cuenta hoy con 460 mil hombres, la mayoría reservistas, profesores, agricultores, ingenieros, etc., que se comprometen a servir "un fin de semana por mes, dos semanas por año".

Pero estos reservistas fueron llamados a menudo desde el 11 de septiembre de 2001 para misiones a veces de un año entero.

Además, su papel evolucionó: ya no constituyen una simple reserva estratégica, sino que pasaron a ser una fuerza operativa en los enfrentamientos.

Más de 700 mil hombres realizaron misiones en Irak y Afganistán y 497 guardias nacionales murieron en la "guerra contra el terrorismo".

"Muchos miembros de la Guardia Nacional pasaron tanto tiempo en servicio activo desde el 11 de septiembre que casi no se los distingue de los soldados normales en términos de aptitudes militares", destaca Charles Dunlap, director del Centro para la Ley, la Ética y la Seguridad Nacional de la Facultad de Derecho de la Universidad de Duke.

"Las técnicas de combate y el equipamiento que necesita una brigada de combate para obtener resultados en Afganistán permiten también responder a una catástrofe natural en Estados Unidos", añade el portavoz de la institución, Rick Breitenfeldt.

Estas aptitudes quedaron de manifiesto en 2005 cuando el huracán Katrina golpeó Luisiana (sur): más de 50 mil miembros de la Guardia Nacional se desplegaron en lo que constituyó una de las operaciones más importantes de la historia en suelo estadounidense.

Protagonizaron operativos de búsqueda, rescate, limpiaron rutas, repartieron alimentos y ayudaron a la policía a mantener el orden después de que el huracán sembrara el caos en Nueva Orleans.

Años antes, estas unidades ya habían ganado notoriedad durante enfrentamientos por los derechos cívicos. En 1957 el gobernador de Arkansas (sur) llamó a miembros de la Guardia Nacional para impedir que estudiantes negros entraran al liceo central de Little Rock.

Por el contrario, el presidente Dwight Eisenhower federalizó la Guardia Nacional de Arkansas y la utilizó para acabar con la segregación en la escuela.

La guardia también intervino durante los enfrentamientos en Los Angeles en 1964; en Washington en 1968, después del asesinato de Martin Luther King; y en 1992, también en Los Angeles, en enfrentamientos por motivos raciales.

La Guardia Nacional vivió su período más oscuro en 1970, cuando sus miembros mataron a cuatro estudiantes desarmados de la Universidad de Kent, en Ohio, que protestaban contra la guerra de Vietnam.

Dunlap insistió en que en Ferguson, la Guardia Nacional sólo tendría un papel de apoyo a la policía.

XS
SM
MD
LG