Enlaces de accesibilidad

Liberados abogado opositor Veizant Boloy y activista Lilvio Fernández


Veizant Boloy (d) en Miami, durante un receso de la reunión anual de la Asociación de Estudios de la Economía Cubana

"El evento paralelo es una provocación ¡Te estás pasando!", le dijo al abogado independiente un mayor de la policía política. Boloy fue esposado y luego incomunicado en un calabozo oscuro.

Luego de permanecer incomunicado por casi 72 horas fueron puestos en libertad en La Habana, el abogado Veizant Boloy y el líder de la organización Juventud Activa Cuba Unida, Lilvio Fernández.

Ambos permanecieron detenidos en diferentes estaciones policiales.

En un breve mensaje esta mañana Fernández informó que fue liberado a las 8.00 pm de ayer y lo tuvieron detenido en la estación policial de la playa de Guanabo, al este de la Ciudad de La Habana.

Lilvio Fernández
Lilvio Fernández
Mientras Veizant Boloy fue liberado poco después de pasada la medianoche según informó en su cuenta de Twitter la también jurista independiente y esposa de Boloy, Yaremis Flores, su cónyuge fue detenido “por contrarrevolucionario”, algo que no figura en el Código Penal Cubano.

Flores denuncia los tratos degradantes a que fue sometido Boloy en la unidad policial de la calle Aguilera, en la barriada habanera de Lawton. Estos incluyeron el ser esposado y tratado como un criminal, tomándole muestras de olor y de ADN, así como fotografías de frente y de perfil. Además, le aseguraron que no le permitirían ejercer ninguno de sus derechos.

Más tarde, tras ser encerrado en un calabozo oscuro, pretendieron obligarlo a desnudarse, a lo que el detenido se negó. Finalmente sólo fue sometido a un cacheo.

Durante los interrogatorios, un oficial que se identificaba como “mayor Angel” le reprochó a Boloy su participación en los preparativos del II Foro Democrático en Relaciones Internacionales y Derechos Humanos que la oposición planeaba celebrar en La Habana este 28 de enero.

La policía política se esforzó por impedir el evento deteniendo a los organizadores y conminando a otros opositores a permanecer en sus domicilios. “El evento paralelo es una provocación ¡Te estás pasando!”, le dijo a Boloy el “mayor Angel”.

Al momento de redactar esta nota aún permanece detenido Manuel Cuesta Morúa, directivo de la organización Arco Progresista.
XS
SM
MD
LG