Enlaces de accesibilidad

Expertos recomiendan acercamiento entre EEUU y Cuba


Fotografía de archivo de La Casa Blanca, en Washington (Estados Unidos).

El director del Consejo de Asuntos Hemisféricos, COHA, asegura que un deshielo en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos mejoraría la cooperación de seguridad existente entre ambos países.

El director del Consejo de Asuntos Hemisféricos (COHA), Larry Birns, y su compañero de equipo, el investigador Frederick B. Mills, señalan en un escrito publicado por caribbeannewsnow.com, que la Administración del presidente estadounidense, Barack Obama, debe estar preparada para tomar, en forma progresiva, tres importantes pasos iniciales con vistas a lograr un acercamiento rápido con Cuba: eliminar inmediatamente el embargo, liberar a "los cinco" (espías) cubanos, y sacar a La Habana de la lista del Departamento de Estado que supuestamente patrocinan el terrorismo.

Martinoticias entrevista a Larry Birns

Martinoticias entrevista a Larry Birns

Larry Birns, director del Consejo de Asuntos Hemisféricos en Washington DC, escribió un artículo argumentando a favor de una normalización de las relaciones de Estados Unidos con Cuba.

El artículo de Birns se llama "El mejor momento para una reconciliación entre Estados Unidos y Cuba es ahora", y en él su autor destaca que Washington debería implantar cambios sustanciales en sus políticas, incluyendo quitar a Cuba de la lista de naciones patrocinadoras del terrorismo, eliminar el embargo hacia la isla y, en esencia, canjear al contratista estadounidense Alan Gross, preso en Cuba acusado de violar leyes cubanas, por 5 espías cubanos condenados en Estados Unidos por espionaje.

Uno de los beneficios colaterales de un cambio en las políticas de Estados Unidos hacia Cuba sería, considera Birns, una mejor relación de Washington con las naciones de América Latina.

En su entrevista con el periodista de Martinoticias, Alex Rivero, Birns acotó que parte del legado del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, debería ser cambiar la relación de Washington con La Habana y poner fin a un diferendo de más de medio siglo de duración.

please wait

No media source currently available

0:00 0:01:36 0:00
Según Birns y Mills, estas medidas deben ser consideradas como indispensables si Washington desea establecer una política regional creíble de respeto mutuo entre las naciones y ajustarse a la creciente diversidad ideológica y la independencia en América Latina y el Caribe. Este enfoque de Washington hacia una rehabilitación urgente de su política hemisférica debe incluir también la consideración de los propios intereses nacionales de Cuba.

Agregan que un deshielo en las relaciones entre Cuba y Estados Unidos mejoraría la cooperación de seguridad existente entre ambos países, ampliaría el comercio y las relaciones comerciales, y garantizaría nuevas oportunidades para los ciudadanos cubanos y estadounidenses de construir puentes de amistad y cooperación. Para que esto suceda, la Administración Obama tendría que poseer la audacia suficiente y resistir el lobby anti-Castro y sus aliados de línea dura en el Congreso, cuyos ataques a Cuba no tienen límites. Sin embargo, es el momento de sustituir la beligerancia con la distensión.

Este ensayo, sostiene que el embargo contra Cuba es claramente contraproducente, inmoral y anacrónico. Si el propósito inicial de esta medida era castigar a La Habana para la expropiación de bienes de EE.UU. y para lograr una importante reforma política y económica, Washington ha tenido más de 50 años para ver que el statu quo es erróneo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG