Enlaces de accesibilidad

Harvard, la verdadera Escuela de las Américas


La Universidad de Harvard ha sido históricamente la que ha preparado a los futuros dirigentes que encabezan estados y gobiernos al sur del Río Bravo.

El nuevo lema del siglo XXI es todo el poder a Harvard o a lo que se imparte en ella. En sus aulas han estado y están sentados los futuros presidentes y primeros ministros del Hemisferio Occidental y de muchas naciones del mundo.

En la prensa de América Latina mayormente se contaban otras historias de las escuelas estadounidenses. De 1963 al 2001 existió la llamada Escuela de las Américas, donde muchos de los militares latinoamericanos recibieron instrucción castrense, y muchos de los que asistieron a esos cursos participaron después en golpes de estados y asonadas militares en sus países. Ejemplos bastan con Manuel Antonio Noriega (Panamá), Hugo Banzer (Bolivia), Efraín Ríos Montt (Guatemala), Leopoldo Galtieri y Roberto Eduardo Viola (Argentina). Aunque la instrucción no era para tomar el poder por la fuerza, el cliché de la prensa siempre fue que aquel era un centro de estudio para tomar violentamente el poder.

La realidad de América Latina ha sido otra. La Universidad de Harvard ha sido históricamente la que ha preparado a los futuros dirigentes que encabezan estados y gobiernos al sur del Río Bravo.

De los actuales mandatarios se destacan el chileno Sebastián Piñera, quien hizo sus postgrados de Economía en Harvard. Su doctorado es sobre la economía de la educación en los países en desarrollo. El presidente de México, Felipe Calderón obtuvo una maestría en Administración Pública de la Escuela de Gobierno John F. Kennedy del centro docente. El colombiano Juan Manuel Santos quien asumiera el poder en el 2010 estuvo en Harvard también para los cursos de Administración Pública y de Periodismo.

Existe una larga lista de exmandatarios del continente que estuvieron en las aulas de Cambridge como fueron José María Figueres, presidente de Costa Rica (1994-1998), el mexicano Miguel de la Madrid (1982-1988) y su compatriota Carlos Salinas de Gortari (1988-1994), el ecuatoriano Jamil Mahuad (1998-2000), Eduardo Rodríguez de Bolivia (2005-2008) y el colombiano Álvaro Uribe (2002-2010). Igualmente estudió en ese centro docente el ex primer ministro de Jamaica (1980-1989) Edward Seaga.

Ya fuera del Hemisferio Occidental, pero vale la pena de mencionar, pasaron por Harvard el presidente de Mongolia Tsajigin Elbegfo, quien dirige el partido demócrata de ese país y la mandataria de Liberia, Ellen Jonson Sirleaf, primer y única mujer electa a la presidencia de un país africano. El primer ministro de Singapur, Lee Hsien Loong y el Secretario General de la ONU, Ban Ki Moon son otros de los egresados de ese centro docente.

La referencia de los graduados en Harvard se debe a una nota aparecida recientemente en la prensa estadounidense donde se destaca que para el venidero curso escolar la presencia hispana en las aulas de esa universidad será de un 12.1 por ciento, superando el 10.3 del curso anterior.

Unos 35 mil estudiantes enviaron sus planillas de ingreso, pero un poco más de 2 mil vieron en sus buzones de correo la carta de aceptación en la prestigiosa universidad. Los hispanos superan inclusive a los afroamericanos que tienen un 11.8 de representatividad, reafirmando la estadística que coloca a los hispanos como la mayor minoría en Estados Unidos.

Muchos de los hispanos que ingresan a la universidad lo hacen con becas para los cursos que promedian unos 40 mil dólares al año. El llamado Programa de Reclutamiento de las Minorías se encarga de buscar por todo los Estados Unidos a los potenciales estudiantes que sean verdaderamente brillantes en sus estudios. Igual requisito en la exigencia académica se aplica a los que provienen del extranjero.

El curso que se graduará en el 2015 tendrá entre sus egresados a quienes conduzcan los destinos de algunas naciones en este hemisferio.

XS
SM
MD
LG