Enlaces de accesibilidad

La noche en que Obama se burló de sí mismo


Barack Obama y Kathleen Sebelius.

"En 2008, mi eslogan era 'Yes We Can.' En 2013, mi eslogan era 'Control+Alt+Delete'", bromeó Obama.

El presidente Barack Obama hilvanó bromas sobre la desastrosa puesta en práctica de su reforma del sistema de salud y se mofó de sus opositores en la cena ofrecida a los corresponsales en la Casa Blanca en la noche del sábado.

El evento anual, conocido informalmente como la "nerd prom" (baile de graduación
Barack Obama en la cena de los corresponsales.
Barack Obama en la cena de los corresponsales.
de los estudiosos), reúne a los más connotados periodistas de Washington junto a celebridades en una cena con el presidente y la primera dama.

"En 2008, mi eslogan era 'Yes We Can.' En 2013, mi eslogan era 'Control+Alt+Delete'", bromeó Obama, aludiendo a los problemas técnicos del sitio healthcare.gov, la página creada para su programa insignia de salud.

Al anunciar un mensaje grabado de homenaje a la organización anfitriona, vio cómo el vídeo se bloqueaba repetidamente y decidió llamar a la exsecretaria de Salud Kathleen Sebelius, responsable del lanzamiento y diana de las críticas más rotundas.

"¿Alguien puede ayudarme a arreglarlo?", preguntó ante las risas de la audiencia al ver entrar a Sebelius.

"Habitualmente comienzo estas cenas con unos cuantos chistes sobre mí mismo, pero después de mi estelar 2013 ¿de qué puedo hablar?", comenzó Obama, en referencia los problemas ocurridos el pasado año que hundieron sus índices de popularidad a mínimos históricos.

Casi 3.000 invitados se congregaron en el gran salón del Hotel Hilton para homenajear a la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca, en el centenario de la primera edición del evento, que pretende acercar con humor las labores de los periodistas que cubren la información del presidente y los funcionarios de la
Administración de EE.UU.

"La gente dice que con mis encuestas a la baja mis compañeros demócratas no quieren hacer campaña conmigo. Y no creo que sea cierto, aunque es verdad que he notado cómo el otro día mi hija Sasha necesitaba un portavoz en la escuela y decidió invitar a Bill Clinton", dijo Obama, quien estaba acompañado por su esposa,
Michelle.

El presidente no escatimó a las cadenas de TV.

"Recién vuelvo de Malasia", dijo Obama. "Lo que hay que viajar para lograr la cobertura de CNN. Creo que todavía están buscando su mesa", refiriéndose al tiempo que dedicó la cadena a la cobertura del accidente del avión de Malaysia Airlines, que desplazó a otras noticias de su programación.

Obama también lanzó una estocada a la cadena Fox News, a la que jocosamente se refirió como una "oscura organización de derecha".

"Seamos honestos, Fox (también "chicos"), me extrañarán cuando me vaya. Va a ser más difícil convencer a los estadounidenses de que Hillary nació en Kenia", como alegaba la derecha respecto a él.

A continuación, el comediante Joel McHale, que siguió a Obama en el podio, fue más mordaz y no se cortó al criticar al gobernador republicano de Nueva Jersey presente en la cena, Chris Christie, por su oronda figura, y al presidente de la Cámara de Representantes, John Boehner, por los ataques internos dentro del Partido
Republicano.

En un principio la gala fue pensada originalmente para los periodistas, pero en los últimos años se ha convertido en un desfile de artistas de cine, televisión y música que se reúnen en la capital de EE.UU. en la multitud de fiestas organizados por patrocinadores, medios y grupos de presión.

Entre los asistentes a esta edición figuraban el actor Robert de Niro, la actriz Lupita Nyong'o, el magnate cinematográfico Harvey Weistein o la estrella francesa Julie Delpy.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG