Enlaces de accesibilidad

noticias

La Iglesia Católica cubana busca una alternativa educacional fuera del Estado


El Gobierno controla los programas de estudio desde la primaria hasta la Universidad

La educación en Cuba ha sido en las últimas décadas un monopolio del Estado. Desde las aulas primarias hasta la universidad los programas de estudio son elaborados por el Ministerio de Educación y el Ministerio de Educación Superior.

La búsqueda de un espacio independiente en la enseñanza de los menores de edad y adolescentes se ha convertido en un tema que sin acaparar titulares ni debates en la sociedad, se abre paso a diario.

La Iglesia Católica en Cuba ha clamado en varias ocasiones por una alternativa educacional fuera del Estado. En los últimos meses han iniciado varios cursos de maestrías sobre Dirección de Empresas (MDE), en el Centro “Padre Félix Varela”, ubicado en la sede del antiguo seminario de San Carlos y San Ambrosio, con el consentimiento del Gobierno.

Esta actividad se desarrolla en la isla a pesar de que algunos medios informativos internacionales han señalado que se estaría dejando a un lado la economía planificada y el marxismo-leninismo.

El padre Yosvany Carvajal, rector del Centro Cultural Padre Félix Varela, tiene una visión cristiana de la economía y otorga mucha importancia a la encíclica del papa Benedicto XVI, Dios es Amor (Deus Caritas est) de diciembre de 2005.

Desde Pinar del Río, la profesora de Finanzas, Karina Gálvez Chiu, declaró a martinoticias.com que “cualquier espacio que se abra en Cuba es bueno (…) y va a repercutir en la sociedad cubana de alguna manera, aunque sean pocos los que puedan estar ahí”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:00 0:00

Dijo que “lo que haría falta es que eso de verdad se tradujera en una brecha para la sociedad cubana en general. O sea, que no sea prerrogativa de la Iglesia, que ya es un paso, pero que no es todo lo que necesitamos”.

“Es una transformación que puede ser importante para Cuba, pero que no llega a ser esencial y no cambia para nada la vida de los cubanos, su educación”, destacó.

Gálvez Chiu, miembro del Consejo de Redacción de la Revista Convivencia, indicó que en Cuba el Gobierno solo les permite a los maestros dar clases como repasadores por cuenta propia.

“Hasta el momento no hay autorización para que haya trabajo por cuenta propia de educación. Es decir, nadie puede tener un programa diferente. Hasta ahora las patentes que se pueden sacar, las autorizaciones, son para repasar por cuenta propia, repasar lo mismo que se enseña en la escuela del Estado”.

En los estudios empresariales a través de la Iglesia Católica participan cerca de 175 estudiantes cuyas edades oscilan entre 35 y 40 años. Muchos de ellos se han graduado de Contabilidad, Finanzas, Derecho, Comunicación Social y Economía.

Este movimiento abriría la posibilidad de que regrese a Cuba la enseñanza privada, ya que algunos maestros cuentapropistas podrían intentar dar clases de idiomas o de otras asignaturas a domicilio e incluso abrir sus propios centros educacionales.

Además, desarrollaría la competencia. El cubano Carlos Acosta, considerado uno de los máximos exponentes del ballet mundial y actual estrella del Royal Ballet de Londres ha manifestado su intención de abrir una academia de danza en la isla.

Acosta plantea que lo haría “no para intentar sustituir o continuar el legado de la nonagenaria Alicia Alonso, sino para crear un nuevo estilo “fusión’ de danza en Cuba”.

Los estudios patrocinados por el Centro Cultural Padre Félix Varela incluyen un diplomado en Humanidades y Teología y una Maestría en Psicología.

En Internet abundan los anuncios de maestros cubanos que imparten clases privadas. Desde música hasta idiomas, incluido el chino, con la promesa de aprender 1200 palabras y no faltan las tradicionales asignaturas de Español y Matemáticas en tiempo de exámenes.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG