Enlaces de accesibilidad

noticias

La corrupción en Cuba, un delito difícil de eliminar


El economista independiente Oscar Espinosa “Chepe” considera que en la isla no existe una verdadera organización obrera, y que los trabajadores han sido históricamente marginados de todas las decisiones fundamentales

La Contralora General de Cuba, Gladys Bejerano, declaró el domingo al diario Juventud Rebelde que el control de los trabajadores en cada empresa estatal o de la gente en la comunidad, es imprescindible para terminar con la corrupción en la isla.

El economista independiente, Oscar Espinosa “Chepe”, dijo desde La Habana a Radio Martí, que en la isla no existe un sistema que facilite a los trabajadores luchar contra la corrupción.

“Es un llamamiento que realmente no tiene fundamento (…) pudiera tener fundamento si en Cuba hubiera una democracia, hubiera un debate, si hubiera una verdadera organización obrera, que no existe, entonces sí”, señaló “Chepe”.

Agregó que “el hecho es que a los trabajadores no se les da la información requerida. Las estadísticas cubanas están signadas por el secretismo (…) En Cuba, se sabe que la CTC no es más que una correa de transmisión de las directivas del Partido Comunista de Cuba, y no veo como en esas condiciones pueden los trabajadores cubanos colaborar cuando históricamente han sido marginados de todas las decisiones e ignorados con el ocultamiento de la información”.

please wait

No media source currently available

0:00 0:00:00 0:00

La agencia AFP dice que en Cuba cerca del 90% de la economía es estatal y existe un extendido mercado negro que se nutre de robos de esas empresas fundamentalmente. También en los últimos meses se han detectado delitos de "cuello blanco" entre funcionarios del Estado.

El control popular "es imprescindible, y no es popular para darse baños de popularidad", afirmó la contralora Bejerano, pues "tiene que ser una participación real, no formal".

"Si alguien vende es porque alguien compra. Y no decimos nada. La responsabilidad del mercado negro no es del pueblo, es de quien tiene el producto y no lo administra, pero el enfrentamiento tiene que ser entre todos", precisó.

El gobierno de Raúl Castro “realiza una cruzada contra la corrupción” y para ello en agosto de 2009 creó la Contraloría General, nombró a Bejerano al frente de la institución, y la designó además vicepresidente del Consejo de Estado.

En enero, Castro dijo que había varios casos de corrupción en investigación, y que serían informados a la población una vez concluidas las pesquisas.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG