Enlaces de accesibilidad

Deportes

La bandera de los refugiados

Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 - Ceremonia de apertura de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 - Estadio Olímpico, Tokio, Japón - 24 de agosto de 2021. Alia Issa del Equipo Paralímpico de Refugiados y Abbas Karimi del Equipo Paralímpico de Refugiados
Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 - Ceremonia de apertura de los Juegos Paralímpicos de Tokio 2020 - Estadio Olímpico, Tokio, Japón - 24 de agosto de 2021. Alia Issa del Equipo Paralímpico de Refugiados y Abbas Karimi del Equipo Paralímpico de Refugiados

Para iniciar este tema haré la diferencia entre lo que es un refugiado y un migrante.

Los refugiados son personas que huyen de conflictos armados, persecución, o de situaciones tan peligrosas en intolerables, que cruzan fronteras para buscar seguridad en países cercanos o lejanos. Buscan ser reconocidos como tales por los estados, el ACNUR y otras organizaciones. Necesitan asilarse porque no pueden regresar a sus países al tener como consecuencia la muerte.

Uno de los principios fundamentales del derecho internacional, es que los refugiados no deben ser expulsados o devueltos a las situaciones en que sus vidas y su libertad puedan verse amenazadas. Ellos buscan que sus derechos humanos básicos sean respetados, se les permitan vivir en condiciones dignas y seguras, mientras los ayudan a encontrar una solución a mediano o largo plazo.

Son personas que se ven apartadas del lugar donde viven, de su círculo afectivo, de su tierra, teniendo que dejar sus raíces familiares, sociales, culturales y que empiezan a experimentar un sentimiento extraño de desarraigo, que afecta su identidad, socialización y psicología del individuo. La angustia, miedo, pobreza, soledad, frustración y muchas veces rechazo, los hacen considerar que han perdido una parte de su ser, que sus raíces han sido cortadas y que han dejado todo lo conocido, para caer en la incertidumbre.

Los migrantes eligen irse no porque haya una amenaza directa de persecución o muerte, sino buscando mejorar sus vidas a través de otras fuentes de trabajo, superar el hambre que se instala por cambios climáticos o por gobiernos tiránicos, por reunificación familiar, educación o por muchas otras razones. A diferencia de los refugiados, ellos sí pueden volver a sus países y disfrutan de la protección de su gobierno.

No se pueden mezclar los dos términos, por las protecciones legales específicas que requieren los refugiados. A nivel mundial estamos viendo un fenómeno de traspaso masivo de fronteras, en la cual se mezclan refugiados y migrantes. Lo he vivido en carne propia, yo soy un refugiado.

En los Juegos olímpicos de Río 2016, participaron por primera vez un grupo de diez atletas refugiados originarios de diferentes países del mundo. Como todas las delegaciones ellos desfilaron con una bandera, pero la de ellos era portadora del símbolo de los olímpicos, que representa la unión y respeto entre continentes.

Así surgió la iniciativa llamada The Refugee Nation, que creó una bandera para el equipo olímpico buscando que ese grupo tuviera una identidad propia, mostrara su condición de refugiados y creara conciencia de lo que eso significa.

La idea de la bandera surgió de los chalecos salvavidas usados por tantos refugiados en sus peligrosas travesías marítimas, manteniendo el color naranja con una franja negra delgada que se integra transversalmente en el tercio inferior de la bandera. El diseño es de Yara Said, una artista siria refugiada en Amsterdam desde el 2014, el mensaje para el mundo a través de esa bandera es: “Estamos aquí, somos fuertes, somos humanos y vamos a seguir adelante”.

Aparte de la bandera, el compositor sirio, refugiado en Estambul, Moutaz Arian, compuso un himno y diseñó un logotipo en tres versiones de color para complementar los mensajes.

El Comité Olímpico no permite a los atletas llevar banderas a las competiciones, solo las que estén en sus uniformes, entonces los encargados de The Refugee Nation, repartieron banderas entre el público asistente para apoyar así a los atletas refugiados.

En los juegos olímpicos y paralímpicos de Tokio 2020, también han estado presentes los equipos de los refugiados. En los olímpicos, 29 refugiados que integraron dicho equipo y procedentes de once países entre ellos Siria, Sudán del Sur, Irán, Afganistán, Eritrea, Irak, República del Congo y Venezuela, entre otros, entraron al estadio en segundo lugar después de Grecia, que tradicionalmente encabeza el desfile de los países participantes.

Los abanderados fueron la nadadora siria Yusra Mardini y el maratonista Tachlowini Gabriyesos que huyó de Eritrea. Portaron la bandera blanca con los cinco anillos olímpicos, el equipo vestido de azul marino, fue recibido por el presidente del COI, Thomas Bach que dijo en el discurso de apertura: “Queridos atletas refugiados, con su talento y espíritu humano demuestran el enriquecimiento que suponen las personas refugiadas para la sociedad”.

“Han tenido que huir de sus hogares por violencia, hambre o simplemente por ser diferentes, Hoy les damos la bienvenida con los brazos abiertos y les ofrecemos un hogar tranquilo. Les damos la bienvenida a nuestra comunidad olímpica”, declaró Bach.

La entrada del Equipo Olímpico de los Refugiados fue un momento de orgullo para todos quienes los han apoyado y para ACNUR. Ellos representaron a más de 82 millones de personas refugiadas en diferentes partes del mundo.

ACNUR ha trabajado de la mano del COI desde 1994, para que la juventud afectada por los desplazamientos tenga acceso al deporte. Antes de estas Justas, el COI apoyó a 56 personas con becas para atletas refugiados, con el propósito de reforzar sus esfuerzos de clasificación.

En cuanto a la representación paralímpica de refugiados, el equipo se compuso de 6 participantes, 5 hombres y una mujer, la primera en participar en esas competencias. Algunos resultaron heridos en guerras y otros sufrieron enfermedades o lesiones que les cambiaron sus vidas

Esta mujer, Alia Issa, la primera “paratleta”, la más joven del equipo con 20 años, es de origen sirio y refugiada en Grecia, competirá en Club throw, que es una prueba especializada para los deportistas que no pueden sostener la jabalina, la bala o el disco. Ella contrajo viruela a los 4 años, (una enfermedad que se pensaba erradicada del mundo), dejándole daños cerebrales que afectaron su parte física e intelectual. Descubrió el deporte hace tres años, por su constancia y dedicación, ahora ella compite a nivel internacional.

Cada participante es una historia llena de pasajes dolorosos y finalmente de grandiosa superación.

Vea todas las noticias de hoy

Tres luchadores y un basquetbolista, las primeras fugas de deportistas cubanos en 2024

Osmany Diversent, uno de los jugadores de lucha libre que abandonó la delegación en México / Foto: Roberto Morejón (JIT)
Osmany Diversent, uno de los jugadores de lucha libre que abandonó la delegación en México / Foto: Roberto Morejón (JIT)

Apenas comenzaron a salir al exterior las primeras delegaciones deportivas cubanas en el 2024, para que empezaran las fugas y abandonos de los atletas.

La primera en hacerlo fue Susana Martínez, quien había viajado a Acapulco, México, para participar en el campeonato panamericano de lucha libre y grecorromana, entre el 21 y 24 de febrero, que otorga boletos a los Juegos Olímpicos de París.

A Martínez, de la división de 76 kilogramos, la siguieron Santiago Hernández y Osmany Diversent, ambos de 57 kg, en los estilos greco y libre, respectivamente, confirmaron varias fuentes a Martí Noticias.

El diario oficialista Granma informó que Cuba buscaría la clasificación olímpica sólo en las divisiones de los 60, 77 y 87 kg, obviando la de 57, donde debían competir ambos gladiadores.

Fuentes cercanas a la delegación dijeron que Hernández ni siquiera esperó a recoger el equipaje en el aeropuerto a su llegada a México para desaparecer.

Y otro que aprovechó la oportunidad fue el jugador de baloncesto Sergio Machado, quien abandonó la selección Nacional horas antes de iniciar el primer partido del torneo clasificatorio de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), para la AmeriCup 2025, en Orlando, Florida.

La fuga de Machado, confirmada por el periódico digital JIT, órgano oficial del Istituto Nacional de Deporte y recreación (INDER), dejó al equipo cubano con sólo siete jugadores, pues les fueron negadas las visas a Marcos Chacón, Pedro Bombino, Howard Sant-Ross y Yoanki Mencía.

El éxodo de deportistas cubanos ha ido en aumento desde que en 1991, el lanzador René Arocha aprovechó una escala de la selección nacional de béisbol en Miami, para escapar. En 2023, los abandonos alcanzaron cifras récords, con al menos 106 deportistas (44 mujeres y 62 hombres) que dejaron la isla por diversas vías.

Andy Cruz va por otro escalón en su ascenso hacia la gloria

Andy Cruz celebra después de derrotar a Jovanni Straffon en la pelea de boxeo de la AMB, el 9 de diciembre de 2023, en San Francisco / Foto Jeff Chiu (AP)
Andy Cruz celebra después de derrotar a Jovanni Straffon en la pelea de boxeo de la AMB, el 9 de diciembre de 2023, en San Francisco / Foto Jeff Chiu (AP)

El boxeador cubano Andy Cruz enfrentará el sábado al mexicano Brayan Zamarripa, en su tercera pelea desde que se convirtió en profesional y que significaría un escalón más en su ascenso hacia el sueño de ser campeón mundial en las 135 libras.

Cruz, titular olímpico de Tokio, se medirá a Zamarripa (14-2, 5 KO) en el Caribe Royale Resort de Orlando, Florida, dentro del cartel que tiene como plato fuerte el combate por la corona del peso supermediano del Consejo Mundial de Boxeo (WBC), entre Edgar Berlanga y Padraig McCrory.

El cubano debutó en el profesionalismo en 2023, al vencer en julio al mexicano Juan Carlos Burgos por decisión unánime en diez asaltos en Detroit, y cerró el año con nocaut técnico sobre el también azteca Jovanni Straffony, a principios de diciembre en San Francisco.

Son apenas dos peleas en el boxeo rentado, pero Andy Cruz ya tiene muchos reflectores sobre él por su pasado historial amateur. Muchos expertos lo señalan como el hombre llamado a liderar la nueva generación de púgiles profesionales cubanos.

Apodado “El Diamante”, el boxeador nacido en Matanzas hace 28 años se ha establecido en Filadelfia, alejado de las tentaciones de Miami, con el objetivo claro de llegar a ser campeón mundial profesional, luego de saborear tres coronas universales en sus años de aficionado.

Zamarripa será más exigente que sus dos rivales anteriores.

El zurdo mexicano es un incansable peleador que, si bien no cuenta con una pegada demoledora, la acumulación de impactos termina por hacer mella en los contrarios.

En recientes declaraciones a los medios, Zamarripa advirtió estar listo para “bajar a Cruz de la nube” y dejar todo sobre el encerado, fiel al mejor estilo de los boxeadores mexicanos.

El matancero lo sabe y prefiere enfocarse sólo en este combate, antes de pensar en futuros rivales, como Keyshawn Davis, otro de los buenos de la división y a quien derrotó en cuatro ocasiones cuando ambos eran amateurs, la última vez, en la final de los Juegos Olímpicos de la capital nipona.

El Inter de Messi arranca con triunfo nueva temporada en la MLS

El Inter Miami derrotó 2-0 al Real Salt Lake / Foto: Chandan Khanna (AFP)
El Inter Miami derrotó 2-0 al Real Salt Lake / Foto: Chandan Khanna (AFP)

Ni Lionel Messi, ni Luis Suárez.

Ante un lleno total de 21.137 fanáticos en el rebautizado Chase Stadium de Fort Lauderdale, el Inter Miami derrotó 2-0 al Real Salt Lake, con goles del finlandés Robert Taylor y el paraguayo Diego Gómez en el arranque de la nueva temporada de la MLS.

El Inter encara su primera temporada completa bajo el liderazgo del astro argentino, luego de que el año pasado, a medio tiempo, le regalara las primeras alegrías reales en su breve historia a la franquicia fundada en 2018, y lo hace por primera vez con la etiqueta de favorito.

Las garzas rosadas apelaron en los primeros minutos a pases largos en profundidad, en busca de Messi, quien todo el tiempo fue un factor desestabilizador y al minuto 17 creó la primera amenaza real, al patear un tiro libre desde fuera del área, que casi batió al arquero Zach MacMath y fue rechazado en el último segundo por el defensor Justen Glad.

En el 38, Messi filtró un pase al interior del área, con el que Taylor remató cruzado para el 1-0, en un tiro mal manejado por MacMath.

En la segunda mitad, los visitantes se volcaron al ataque, pero casi no le dieron trabajo al portero Drake Callender, quien debió preocuparse más por las constantes fallas de sus defensores, que por la delantera rival.

Una de las pocas opciones reales del Salt Lake llegó en el 72 del segundo tiempo, cuando Brayan Vera, de cabeza, estuvo a punto de anidar el balón en las redes de Callender, en tiro de esquina cobrado por Pablo Ruiz.

El Real insistía ante un Inter atrincherado en el fondo, hasta que llegó un contraataque letal, iniciado y terminado por el paraguayo Gómez, tras robar un balón en el mediocampo.

El paraguayo le entregó la pelota a Messi, quien arrastró a la defensa tras de sí, tocó para Suárez dentro del área y este hizo una pared con Gómez, quien definió para el 2-0.

En el 88, el astro argentino tuvo el 3-0 en sus botines, con una espectacular jugada individual desde la mitad de la cancha, que encontró en el último momento la pierna de MacMath, para desviar la pelota fuera del arco.

Para el Inter fue un juego tranquilo, que mostró el poder en la delantera y el mediocampo, pero reveló r en la línea defensiva, donde el director técnico Gerardo “El Tata” Martino deberá trabajar con especial énfasis.

Para el Real Salt Lake fue su primera derrota en partidos inaugurales en 21 años de historia, luego de una impresionante racha de 15 triunfos y cinco empates para empezar campañas.

El próximo partido de Miami será fuera de casa, el domingo 25 de febrero, ante el Galaxy de Los Angeles, cinco veces campeón de la MLS, pero que no gana una corona desde hace una década.

Los precios para este partido en el Dignity Health Sports Park, con capacidad para 27 mil fanáticos, oscilan entre 311 dólares los más baratos, hasta 1,105 los más caros.

Soler se va a la bahía de San Francisco

El bateador cubano Jorge Soler durante un entrenamiento con la Federación Profesional Cubana de Béisbol (FEPCUBE). (AP/Lynne Sladky)
El bateador cubano Jorge Soler durante un entrenamiento con la Federación Profesional Cubana de Béisbol (FEPCUBE). (AP/Lynne Sladky)

Por los próximos tres años, el Oracle Park, el estadio de los Gigantes, construido junto a la bahía de San Francisco, será testigo de los batazos de uno de los toleteros más poderosos de la actualidad: el cubano Jorge Soler.

El acuerdo entre el equipo y el jugador sería de 42 millones de dólares, e incluye un bono de firma de nueve millones.

Soler disparó 36 jonrones y remolcó 75 carreras en el 2023 con los Marlins de Miami, con un OPS de .853, cifras sólo superadas por las que consiguió en 2019, la mejor campaña de su carrera.

Sus batazos kilométricos fueron fundamentales para que los Marlins llegaran a los playoffs por primera vez en 20 años (sin contar la temporada del 2020, recortada a 60 juegos por la pandemia).

El cubano rechazó una opción para permanecer en Miami por nueve millones y optó por la agencia libre, hasta lograr este acuerdo que lo lleva a la bahía de San Francisco, al otro extremo del país.

Soler había llegado a los Marlins en el 2022, tras ser seleccionado Jugador Más Valioso de la Serie Mundial del año anterior con los Bravos de Atlanta.

Su primera campaña en la Capital del Sol fue decepcionante, limitada a 72 partidos por lesiones, pero en el 2023 renació con su descomunal fuerza, para convertirse en una de las piezas más codiciadas en el mercado de agentes libres.

En San Francisco, se espera que ocupe principalmente la función de bateador designado, en un equipo que está en plena reconstrucción, bajo las órdenes del experimentado Bob Melvin, tres veces ganador del premio Manager del Año, quien fue contratado por los Gigantes este invierno.

De esta manera, de los cubanos que fueron a la agencia libre en esta temporada muerta, solamente el veterano Yuli Gurriel no ha encontrado trabajo para el 2024.

Próximo a cumplir 40 años, Gurriel no ha generado mucho interés en los equipos.

Un día antes de que se anunciara el acuerdo de Soler con los Gigantes, se supo que el cátcher Yasmani Grandal pactó con los Piratas de Pittsburgh por un año y 2.5 millones de dólares.

Dos semanas antes, los Piratas habían contratado al lanzallamas Aroldis Chapman por una temporada y 10.5 millones.

Otros cubanos agentes libres que ya tienen empleo son el jardinero Lourdes Gurriel Junior, quien pactó para quedarse con los Diamondbacks de Arizona por cuatro años y 42 millones, y el lanzador derecho Yariel Rodríguez, firmado por cinco campañas y 32 millones por los Azulejos de Toronto.

Asimismo, el toletero de los Rangers de Texas Adolis García evitó el arbitraje salarial y ligó una extensión contractual de dos años y 14 millones.

Ya abrieron los campos de entrenamientos primaverales para pitchers y catchers, mientras que la semana próxima se unirá el resto de los jugadores.

La cifra de cubanos que estarán en los diferentes campos de primavera supera las cuatro decenas, entre quienes aparecen en los rosters de 40 peloteros de sus respectivas organizaciones, y los que han sido invitados y tratarán de luchar un espacio en las Grandes Ligas.

Cubano Grandal pacta con los Piratas

El catcher cubano Yasmani Grandal en una foto de archivo. (AP/Charles Rex Arbogast, File)
El catcher cubano Yasmani Grandal en una foto de archivo. (AP/Charles Rex Arbogast, File)

El agente libre cubano Yasmani Grandal ya tiene equipo para el 2024: los Piratas de Pittsburgh.

Grandal, uno de los mejores catchers en Grandes Ligas en la última década, habría llegado a un acuerdo por una temporada con los Piratas, aunque no se revelaron aún los términos económicos del contrato.

El cubano, de 35 años, registró entre 2012 y 2021 un OPS de .807, con 172 jonrones, mientras que sus 74 Carreras Defensivas Salvadas lo situaron solo detrás de Buster Posey y los puertorriqueños Yadier Molina y Roberto Pérez, entre todos los receptores de MLB.

Su producción, tanto con el bate, como defensiva, ha declinado en las dos últimas campañas. Sin embargo, en Pittsburgh deberá jugar un rol fundamental, dada la inexperiencia del cuerpo de receptores de los bucaneros, que contaban con el joven dominicano Endy Rodríguez, de 23 años, para la titularidad de la posición.

Pero Rodríguez quedó fuera de toda la campaña, al someterse a una cirugía Tommy John, y los Piratas sólo quedaron con Jason Delay y Henry Davis, con dos y una temporada de experiencia, respectivamente.

Pittsburgh había firmado hace dos semanas al lanzallamas cubano Aroldis Chapman por un año y 10.5 millones de dólares.

Otros cubanos agentes libres que ya tienen empleo son el jardinero Lourdes Gurriel Junior, quien pactó para quedarse con los Diamondbacks de Arizona por cuatro años y 42 millones, y el lanzador derecho Yariel Rodríguez, firmado por cinco campañas y 32 millones por los Azulejos de Toronto.

De esta manera, sólo el jardinero Jorge Soler y el primera base Yuli Gurriel son los únicos agentes libres cubanos que aún no han conseguido trabajo.

Soler, de 32 años, y Gurriel, próximo a cumplir 40, jugaron con los Marlins de Miami en el 2023, pero el equipo no ha mostrado intenciones de traer de regreso a ninguno de ellos.

Rumores de prensa aseguran que los Gigantes de San Francisco y los Medias Rojas de Boston han contactado al agente de Soler, aunque nada se ha concretado hasta ahora, mientras que Gurriel parece más abocado al retiro, al no generar mucho interés en el mercado.

Cargar más

XS
SM
MD
LG