Enlaces de accesibilidad

Kurdos temen masacre a manos de terroristas del grupo Estado Islámico


Ciudad siria de Kobani, cerca de la frontera con Turquía, viernes 3 de octubre de 2014.

Esmat al-Sheikh, jefe de las fuerzas kurdas que defienden la ciudad siria de Kobani, dijo que la distancia entre sus combatientes y los insurgentes era de menos de un kilómetro.

Combatientes kurdos que defienden una ciudad siria en la frontera advirtieron el viernes de una posible masacre por parte de insurgentes del Estado Islámico debido a que los islamistas rodearon la ciudad con tanques y bombardearon sus alrededores.

Turquía dijo que hará lo posible para evitar que Kobani, una ciudad mayormente kurda cerca de su frontera sureña, caiga en manos del Estado Islámico, pero no ha llegado a anunciar una intervención militar directa.

طريق كوباني- حلب، Syria
طريق كوباني- حلب، Syria

Las fuerzas lideradas por Estados Unidos han estado bombardeando objetivos del Estado Islámico en Siria e Irak, pero esas acciones no han logrado detener el avance en el norte sirio hacia la frontera turca, aumentando la presión sobre Ankara para que intervenga.

Esmat al-Sheikh, jefe de las fuerzas kurdas que defienden Kobani, dijo que la distancia entre sus combatientes y los insurgentes ahora era de menos de un kilómetro.

"Estamos en un área pequeña, asediada. No llegaron refuerzos y las fronteras están cerradas", dijo a Reuters por teléfono. "Mi expectativa es una matanza general, masacres y destrucción (...). Hay un bombardeo con tanques, artillería, misiles y morteros", agregó.

El Estado Islámico se ha granjeado una reputación de violencia extrema, con matanzas extendidas que incluyen decapitaciones en los territorios iraquíes y sirios que ha tomado.

Dos grades nubes de humo se elevaban hacia el este de Kobani y se escuchaban fuertes explosiones desde dentro de la ciudad, mientras los bombardeos continuaban, dijo un corresponsal de Reuters en el lado turco de la frontera.

Combatientes de las Unidades de Protección del Pueblo kurdas (YPG) intentaron repeler a los insurgentes, lanzando misiles desde la ciudad y disparando contra objetivos del Estado Islámico en un pueblo ubicado unos pocos kilómetros al este.

Idris Nassan, viceministro de Relaciones Exteriores en una administración kurda local, dijo que el YPG había logrado frenar los avances del Estado Islámico en los últimos dos días en el frente suroriental.

"Hay enfrentamientos cada minuto del día. El YPG repelió ayer al EI en el sudeste de Kobani", dijo.

"Cada tanto hay proyectiles del EI que llegan al centro de la ciudad. Hace tres horas hubo una bomba que cayó en Kobani. No he escuchado de víctimas", agregó.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en Gran Bretaña, dijo que los frentes en el este, oeste y sur no habían sufrido cambios significativos desde el jueves, cuando combatientes del Estado Islámico reforzaron su control sobre Kobani.

Pero indicó que al menos 25 proyectiles habían impactado la ciudad, junto con fuertes enfrentamientos en los frentes del este y sudeste el viernes.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, dijo que Turquía hará todo lo posible para evitar que Kobani caiga en manos del Estado Islámico, pero no llegó a comprometerse con el tipo de intervención militar que piden los kurdos.

XS
SM
MD
LG