Enlaces de accesibilidad

Ataque a centro comercial en Kenia deja un "número masivo de víctimas"


Oficiales de la Unidad de Servicio General entran al club nocturno Mwaura en el centro de Nairobi, Kenia. Foto de archivo

Los integristas de Al Shabab, grupo que en febrero de 2012 anunció su unión formal a Al Qaeda, aseguraron a través de su cuenta de Twitter que han acabado con "más de cien personas"

La milicia fundamentalista islámica somalí Al Shabab llevó a cabo hoy una matanza en un centro comercial de Nairobi, que ha dejado "un número masivo de víctimas", según la Cruza Roja keniana.

El presidente del país africano, Uhuru Kenyatta, informó de que, por el momento, hay 39 cadáveres confirmados y 150 heridos, aunque se espera que el número aumente, ya que el centro comercial Westgate, uno de los más lujosos y concurridos de Nairobi, podría albergar varios centenares de personas un sábado por la mañana.

De hecho, los integristas de Al Shabab, grupo que en febrero de 2012 anunció su unión formal a Al Qaeda, aseguraron a través de su cuenta de Twitter que han acabado con "más de cien personas".

Los servicios de emergencias, con un numeroso despliegue en Westgate solo comparable al del Ejército y la Policía locales, continúan las labores de rescate, evacuando a fallecidos, heridos y afectados.

El ataque comenzó alrededor de las 13:00 hora local (10:00 hora GMT) de hoy, cuando una decena de miembros de Al Shabab irrumpieron en el centro comercial, lanzaron una granada en el interior y la emprendieron a tiros contra los numerosos compradores que se encontraban en el edificio.

Por su parte la Casa Blanca calificó de "despreciable" el ataque que dejó este sábado al menos 39 muertos en un centro comercial en Nairobi, al tiempo que prometió ayuda a Kenia en sus esfuerzos contra el terrorismo.

"Los autores de este acto inhumano deben ser llevados ante la justicia, y hemos ofrecido nuestro apoyo total al gobierno de Kenia para lograrlo", dijo la portavoz del Consejo Nacional de Seguridad estadounidense, Caitlin Hayden, en un comunicado.

Desde octubre de 2011, cuando el Ejército de Kenia entró en Somalia como respuesta a una oleada de secuestros supuestamente obra de Al Shabab en el vecino territorio kenianono, los radicales islámicos amenazaron a Kenia con represalias por esa iniciativa.

Desde entonces, se han registrado decenas de ataques en zonas fronterizas con Somalia, en la ciudad portuaria de Mombasa y en el propio Nairobi, que han dejado más de un centenar de víctimas hasta el momento.
XS
SM
MD
LG