Enlaces de accesibilidad

El juez Kennedy del Tribunal Supremo de EEUU evalúa retirarse


Anthony M. Kennedy

Los izquierdistas de Estados Unidos temen ahora que, si Kennedy se retira, Trump elija a otro juez favorable a las ideas republicanas, lo que reforzaría la mayoría conservadora de la corte, dividida en cuatro progresistas y cinco conservadores.

El juez Anthony Kennedy, uno de los nueve magistrados que componen el Tribunal Supremo, está evaluando anunciar su retirada, aunque se desconoce si hará el anuncio la semana próxima o esperará al comienzo del nuevo término judicial, en octubre.

Medios locales, como CNN, Fox y CNBC, informaron hoy de la posibilidad de que Kennedy deje su cargo vitalicio este mismo lunes, cuando la máxima corte de Estados Unidos se reúne para dar a conocer las sentencias de algunos de los casos que ha evaluado en los últimos meses.

Varios antiguos ayudantes del magistrado han dicho que Kennedy está contemplando renunciar en el próximo año, según medios.

De hecho, Kennedy y sus antiguos ayudantes se reunieron este fin de semana a puerta cerrada en una reunión que fue adelantada un año y que ha alimentado las especulaciones sobre la salida del juez del Tribunal Supremo, a donde llegó en 1988 tras haber sido nominado por el expresidente Ronald Reagan (1981-1989).

"Pronto sabremos si los rumores sobre la renuncia de Kennedy son ciertos", dijo el viernes en Twitter Orin Kerr, profesor de Derecho de la Universidad George Washington y que, en 2003, trabajó para el juez Kennedy.

Si Kennedy se retira, el encargado de elegir su sustituto será el presidente de EE.UU., Donald Trump, que luego tendría que buscar la aprobación del Senado.

Por el momento, la Casa Blanca no ha querido comentar sobre la posibilidad de que Kennedy renuncie y solo ha dicho que está pendiente de los veredictos que dará mañana el alto tribunal.

Preguntada hoy en la cadena ABC sobre si Kennedy ha hablado del asunto con Trump, la asesora presidencial Kellyanne Conway dijo: "nunca revelaría una conversación entre un juez en el cargo y el presidente o la Casa Blanca, pero estamos prestando mucha atención a estas últimas sentencias".

Sin embargo, Conway sugirió que el presidente está preparado para
reemplazar a Kennedy, como ya hizo con el juez conservador Neil Gorsuch, al que nombró para el Tribunal Supremo en sustitución del magistrado Antonin Scalia, fallecido en febrero de 2016 y cuyo puesto estuvo vacante durante meses.

"Como el presidente hizo con el juez Neil Gorsuch, siempre que haya vacantes, siempre que eso suceda, buscará a alguien que tenga fidelidad por la Constitución, que no componga la ley a su antojo, y alguien que tenga un temperamento judicial y un récord irreprochable, como hizo con el juez Gorsuch", dijo Conway.

El nombre de Gorsuch salió de una lista de 21 jueces que Trump elaboró durante su campaña presidencial y que cuenta con el visto bueno de la derecha cristiana por su oposición al aborto, su rechazo al matrimonio homosexual y su respaldo al derecho a poseer y portar armas.

Los izquierdistas de Estados Unidos temen ahora que, si Kennedy se retira, Trump elija a otro juez favorable a las ideas republicanas, lo que reforzaría la mayoría conservadora de la corte, dividida en cuatro progresistas y cinco conservadores.

(EFE)













XS
SM
MD
LG