Enlaces de accesibilidad

José Abreu, un pelotero novato que conoce su valor


José Abreu, primera base de los Medias Blancas de Chicago.

José Dariel “Pito” Abreu, el novato cubano que sensacionalmente lidera el apartado de vuelacercas en las Grandes Ligas de EE.UU., se ha dado el lujo de meditar si participa o no en el Derby de Jonrones 2014.

Se trata del 20th Gillette Home Run Derby, con sede en el Target Field, de Minnesota, un espectáculo que arrancará a las ocho de la noche del 14 de julio. Abreu, el toletero derecho de la provincia de Cienfuegos que deslumbra ahora con el uniforme del Chicago White Sox, se recuperó hace poco de una lesión en un tobillo.

-¿Qué valor tiene el Derby? Nadie lo recuerda después, es mejor que Abreu se tome un descanso, apunta un cibernauta en la página oficial del Major League Baseball.

-¡Que vaya al Derby, quiero ver allí a un hombre que impresiona en la mitad de sus veces al bate, y se coloca entre los líderes durante la otra mitad!, clama otro lector.

Cinco tumba bardas de cada liga empuñarán el bate durante la primera ronda, con siete swings fallidos como máximo, en lugar de los 10 que se concedían previamente.

El puntero de cada liga en batazos fuera del parque merecerá automáticamente un “bye” hasta la tercera ronda (semifinal); los dos hombres siguientes en cada circuito sostendrán duelos particulares para avanzar a la semifinal, y la corona se entregará a partir de un pulso Nacional-Americana.

-Ganar el Derby sí tiene valor, pero algunos no quieren recordar que un cubano, Yoenis Céspedes, apabulló a todos hace un año en el Citi Field, agrega en internet un fanático del Oakland.

Para la competencia inmediata, los capitanes serán José Bautista, de Blue Jays --Liga Americana-- y Troy Tulowitzki, de los Rockies --Nacional-- respectivamente. Ellos tienen la prerrogativa de cursar invitaciones a los cuatro competidores restantes de cada circuito.

A principios de semana, Abreu hizo público su temor a que la lucha del Derby tuviera después consecuencias en su swing; pero después de sus dos bambinazos del viernes, contra Blue Jays, matizó su opinión con que “uno nunca sabe, vamos a ver…”


Según versiones en medios del Chicago, el novato de Cuba habría comentado que después de aparecer en las competencias de jonrones en las Series Nacionales de su país su rendimiento había decaído de inmediato. Ahora, en las Mayores, es el primera base con más votos por detrás de los (1 420 294) de Miguel Cabrera, venezolano del Detroit.

-“Es un talento que entró al Big Show como un tornado, y sería sensacional que exhibiera en Minnesota ese poder que derrochó en estos días”, dijo de Abreu el dominicano José Bautista.


Y si el cubano de 27 años no recibiera el voto popular para el 85 Juego de las Estrellas, el 15 de julio, las Grandes Ligas podrían convocarlo de dedo. Joyas semejantes se muestran --desde su primera vez-- muy de cuando en cuando.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG