Enlaces de accesibilidad

Con Jorge Soler, sube la marea cubana en Grandes Ligas


El jardinero derecho de los Chicago Cubs, Jorge Soler.

El muchacho debutó con jonrón, pegó de hit en sus primeros cuatro juegos y promedia .533 (ocho imparables en 15 turnos).

Como ola rompiente contra los arrecifes, la labor del habanero Jorge Soler, el más reciente novato cubano en las Grandes Ligas, eleva aún más esa marea que --con sus éxitos-- desatan los jugadores escapados de la Isla.

Soler, de 22 años y seis meses cumplidos, batea y tira a la derecha desde sus 215 libras, repartidas en 6’4’’ de estatura. Los Chicago Cubs no le exigen demasiada permanencia en el terreno --en las Menores se había lesionado una pierna, después la otra-- pero su rendimiento en cuatro partidos del Big Show deja perplejos a los analistas.

El muchacho debutó con jonrón, pegó de hit en esos cuatro juegos y promedia .533 (ocho imparables en 15 turnos). De sus batazos, tres se escaparon sobre las cercas, dos fueron dobletes y ha producido siete carreras, con escandaloso slugging de 1 267; Soler ha jugado el jardín derecho y recibió el número 68 para su uniforme.

De otro lado, ya con credenciales de veterano --se inició en 2010-- Aroldis Chapman amenaza con crear un deslumbrante récord, ser el primer pitcher con promedio de 100 millas por hora en sus lanzamientos rectos al cabo de una temporada completa.

Este zurdo de Holguín, que el domingo salvó su partido 29 con los Piratas como equipo rival (el cubano tuvo de receptor al habanero Brayan Peña, de 4-0 esta vez, con acumulado de .257) logró en el propio 2010 una media de 99,6 millas. Este año, 14 tiradores de Grandes Ligas han registrado en su conjunto 469 disparos de 100 millas o más; Chapman es dueño de 325, y su más cercano seguidor lo ha logrado solo en 46 ocasiones.

Y un dato que los expertos atribuyen al proceso de maduración del misil criollo: en su año de rookie tiraba 40-45 pelotas como calentamiento, ahora se limita a 15-20… ¡y su brazo es más potente!

En otras faenas de los nuestros, el aspirante a novato del año José Dariel Abreu llegó a 99 remolques (de 4-1 con .320) en el triunfo de White Sox, seis por dos a expensas de los Tigres. Dayán Viciedo estuvo de 4-1 (.232) en tanto Alexei Ramírez recibió el día de descanso.

Yoenis Céspedes se fue de 4-1 (.260) y Boston le ganó 3x0 a Tampa Bay; Yunel Escobar, de 3-0 y .249.

Houston dispuso de Texas tres por dos, allí donde Leonys Martín (.273) se ponchó en su llamado como emergente.

Yasiel Puig, después de un slump, ha coqueteado en las dos jornadas más recientes con los .300. Sus Dodgers arrollaron 7x1 a San Diego, él disparó un doble en cinco viajes y exhibe marca de .298; por cierto, un cronista de MLB opinó en la web que el nativo de Cienfuegos necesita frenos, porque no todas las almohadillas están colocadas en el cuadro para que él se las robe, ni todas las paredes se levantaron para que él choque contra ellas.

Seattle dejó en el camino a los Nacionales, cinco por tres, Kendrys Morales pegó un incogible en tres turnos (.230). Y Atlanta conquistó 1x0 el compromiso con los Marlins; Adeiny Hechavarría, de 3-0, suma .273.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG