Enlaces de accesibilidad

Reacciones a las condenas contra jémeres rojos en Camboya


LOS EX LÍDERES DEL JEMER ROJO APELARÁN LA SENTENCIA E IMPUGNARÁN A LOS JUECES

Más de 30 años después de la matanza de casi 1 millón 700 mil personas llevada a cabo por el régimen comunista de Pol Pot, los camboyanos lograron obtener una pequeña cuota de justicia, manifestó John Kerry.

Amnistía Internacional elogió la decisión de un tribunal en Camboya de condenar a dos ex dirigentes comunistas de los Jémeres Rojos a cadena perpetua, bajo cargos de crímenes contra la humanidad. El dictamen es un paso importante para la justicia y la lucha contra la impunidad, indicó la entidad en un comunicado de prensa. Los Jémeres Rojos, entre 1975 y 1979, mataron a casi 2 millones de personas en Camboya.

Sin embargo, Amnistía Internacional lamentó que algunos altos funcionarios del actual gobierno rehusaron entregar evidencia, lo que perjudica el derecho de las víctimas del régimen comunista de conocer toda la verdad de los crímenes perpetrados.

Casi cuatro mil víctimas han podido participar en el juicio a los Jémeres Rojo, proceso judicial organizado por el gobierno camboyano con la ayuda de Naciones Unidas.

También el grupo civilista Human Rights Watch aplaudió la condena impuesta por un tribunal en Camboya a dos ex dirigentes de los Jémeres Rojos, pero lamentó la falta de voluntad política de enjuiciar a otras personas vinculadas a las atrocidades perpetradas por la dictadura comunista.

Y el secretario de Estado John Kerry dijo que la sentencia de cadena perpetua impuesta a dos ex dirigentes de los Jeméres Rojos es un hito en la historia del pueblo de Camboya, el cual ha padecido algunas de las atrocidades más severas del siglo 20.

Más de 30 años después de la matanza de casi 1 millón 700 mil personas llevada a cabo por el régimen comunista de Pol Pot, los camboyanos lograron obtener una pequeña cuota de justicia, manifestó Kerry en un comunicado de prensa.

Kerry dijo que como miembro del Comité de Exteriores del Senado estadounidense durante 29 años, trabajó mucho para crear los tribunales extraordinarios de Camboya, los cuales funcionan con la ayuda de la ONU. También comentó que él fue un joven soldado en esa parte del mundo, y que décadas después quiso estar personalmente involucrado en los esfuerzos para impulsar la reconciliación en esa zona. En ese sentido, aseveró que enjuiciar a las personas que ejecutaron esos crímenes horribles contra el pueblo de Camboya ha sido absolutamente vital.

Nuon Chea y Khie Samphan fueron sentenciados a cadena perpetua por crímenes contra la humanidad cometidas entre 1975 y 1979. No obstante, el primer ministro de Camboya, Hun Sen, es un ex comandante de los Jeméres Rojos que ha obstruido el proceso judicial.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG