Enlaces de accesibilidad

Jefa de diplomacia europea va a Cuba para confirmar alianza comercial


Federica Mogherini, jefa de la diplomacia de la Unión Europea (UE).

"La UE es una presencia fuerte y un socio fuerte para Cuba, y va a seguir siéndolo", aseguró Mogherini de cara a su viaje a La Habana la semana entrante.

La jefa de la diplomacia de la Unión Europea, Federica Mogherini, aseguró hoy en una entrevista con Efe en Bruselas que la UE "es y seguirá siendo un socio fuerte" de Cuba y que en su visita a La Habana la semana próxima intentará dar un impulso político a la negociación de su primer acuerdo bilateral.

"La UE es una presencia fuerte y un socio para Cuba, y va a seguir siéndolo", aseguró a Efe Mogherini de cara a su viaje, el primero de un alto representante comunitario a la isla y el primero que realiza un cargo en representación de la UE "desde hace más de seis años".

"Yo lo veo como una visita simbólica para retomar un diálogo que considero importante y cargado de futuro", enfatizó la política italiana sobre ese viaje a Cuba los días 23 y 24 de marzo.

Aseguró también que desde que asumió sus funciones ha querido acercarse al subcontinente, como demostró con su presencia en la cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) en enero en Costa Rica.

Mogherini destacó que, entonces, tuvo ocasión de entrevistarse con su homólogo de Cuba, Bruno Rodríguez, y que repetirá reunión, esta vez en territorio cubano y con otros representantes gubernamentales a lo largo de su estancia en la isla los próximos lunes y martes.

En esta visita "vamos a discutir los desarrollos en Cuba, el estado de la cooperación entre la UE y Cuba y, efectivamente, creemos que puede dar un impulso más al proceso de negociación entre la UE y Cuba para el acuerdo de diálogo político y de cooperación", consideró.

Las negociaciones, que comenzaron el año pasado y de las que ya se han celebrado tres rondas, aseguró que "están progresando bien". "La UE siempre buscará el diálogo. Necesitamos diálogos, no confrontación", enfatizó, aunque por el momento no pudo precisar cuándo podrá firmarse ese pacto, que marcará un antes y un después en las relaciones del bloque europeo con Cuba al crear el primer marco para el diálogo y la cooperación entre ambos.

"Lo más rápido sería lo mejor, pero tiene que ser un buen acuerdo. Más vale un acuerdo sólido que una firma rápida", apuntó.

Mogherini destacó a Efe que el objetivo de las negociaciones es "acompañar a Cuba en el actual proceso de cambio y modernización, proporcionando un marco más sólido para las relaciones, nuestro diálogo y la cooperación".

Preguntada por si este acuerdo contendrá suficientes garantías democráticas como para que los 28 accedan a levantar la llamada "posición común", la política restrictiva y unilateral que desde 1996 supedita las relaciones con La Habana a los avances en Derechos Humanos, respondió que el tratado busca "la promoción de los Derechos Humanos y las libertades".

"Son fundamentales para esta relación" y recalcó que "los Derechos Humanos son parte de nuestro diálogo, en el que no tenemos tabúes y afrontamos todas las cuestiones, incluida esta". "Las negociaciones que han tenido lugar en estas semanas van en una dirección positiva", dijo al respecto.

En esta visita oficial la alta representante también verá a representantes de la sociedad civil y al arzobispo de La Habana, el cardenal Jaime Ortega, interlocutor clave con las autoridades cubanas que en 2010 medió para la excarcelación de presos políticos.

Sobre las negociaciones abiertas entre Estados Unidos y Cuba en diciembre para normalizar sus relaciones diplomáticas y económicas tras más de 50 años sin ellas, Mogherini descartó que la UE tenga rivalidad alguna con Washington por el acercamiento a la isla.

"Celebro mucho la noticia de la apertura entre Cuba y Estados Unidos. Ya en diciembre, cuando me llamó (el secretario de Estado de EEUU, John) Kerry para anunciarme las noticias antes de que se publicaran, lo celebré mucho", señaló.

"La UE siempre está buscando cooperación, y cuando un muro empieza a caer es una buena noticia para los europeos, para Europa", dijo a Efe, a la vez que aclaró que "nosotros no competimos, pero podemos acompañar, animar y respaldar el proceso en curso".

En su opinión, la Unión "está en la mejor posición para acompañar a Cuba en sus cambios" así como en los cambios que afronte la región y los que conlleven las nuevas relaciones entre Cuba y Estados Unidos.

Recordó que la UE y sus Estados miembros tienen una "larga y amplia relación de diálogo y cooperación" con La Habana, y que son también "actores primordiales en los ámbitos de comercio e inversión", de manera que el bloque comunitario constituye el primer inversor exterior en Cuba y es su segundo socio comercial.

"Y la presencia europea, sea económica, política o de cooperación, es suficientemente sólida para mantenerse y desarrollarse en paralelo", aseveró.

Mogherini subrayó que la UE "siempre ha estado ahí, siempre ha sido un socio. Va a seguir siendo un socio y el propósito principal de la visita es reforzar esa relación y acompañar los cambios que van a tener lugar. Somos socios a largo plazo".

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG