Enlaces de accesibilidad

Funcionaria explica pormenores de primera misión de EEUU a Cuba


Roberta Jacobson, secretaria de Estado adjunta de EEUU para Latinoamérica.

Roberta Jacobson, Subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental encabezará la delegación estadounidense que viajará a La Habana próximamente.

Roberta Jacobson, subsecretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, encabezará la delegación estadounidense que viajará a La Habana próximamente para concretar el inicio del restablecimiento de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

En entrevista ofrecida a la Cadena Pública de Televisión estadounidense (PBS) explicó los pormenores de su misión en la isla: "Esperamos que cuando nos sentemos a conversar en La Habana tendremos un amplio espectro de conversaciones pero comenzaremos con la normalización".

Preguntada sobre el monopolio estatal cubano sobre la economía de la isla, la funcionaria explicó que Estados Unidos espera que el Gobierno cubano les permita llegar hasta los pequeños empresarios y los trabajadores privados y recordó que el Gobierno cubano ha dicho que tienen intenciones de modernizar el sector de las telecomunicaciones y darle más acceso a los cubanos a la información. Lo mismo que han dicho que estarían dispuestos a avanzar en el sector comercial lo más que se pueda.

La periodista Margaret Warner recordó que la reciente declaración de Raúl Castro en la clausura de la Asamblea Nacional del Poder Popular, en la que remarcó su disposición de mantener un comunismo próspero y sustentable, manteniendo el poder y el control del partido, al tiempo que busca liberalizar la economía y revitalizarla, parecen conceptos irreconciliables.

Jacobson respondió que eso suena como algo imposible. A su juicio la economía cubana está en picada, basada en un modelo que no funciona, en la que se ha producido cierta liberalización que, aunque muy celebrada, se da a mínima escala y lentamente.

"Una de las cosas que estamos interesados en apreciar es valorar cuánto podemos impulsar a los cubanos a que tomen el control de sus propios destinos. Desconozco si esto se producirá en los límites que Raúl Castro ha demarcado. Justamente por eso se ha diseñado una nueva política". aseguró.

La subsecretaria de Estado se mostró escéptica al determinar si a raíz del acuerdo se conseguirán mejorías en cuanto a la libertad de expresión, de asociación y otros derechos civiles y políticos para los cubanos a corto plazo: "no tenemos ninguna ilusión acerca de este Gobierno y su voluntad de permitir estas libertades".

"Creo que los disidentes y activistas siguen en esta lucha y lo que estamos viendo es que están perdiendo el miedo. Ves artistas del performance, bibliotecarios independientes, periodistas y muchas personas sin miedo a hablar. Eso es lo que queremos promover. Pero es indudable que el Gobierno cubano quiere mantener el nivel de control y represión, aun cuando la represión se manifieste por medio de detenciones cortas y nuevos métodos. Eso tiene que terminar", dijo Jacobson.

La funcionaria recordó que uno de los temas negociados hasta ahora entre los dos gobiernos ha sido el intercambio de agentes de inteligencia y otros asuntos sugeridos por los cubanos, que no han sido necesariamente negociados.

Acerca de la lista de los 53 prisioneros políticos que el Gobierno estadounidense anunció que Cuba liberaría explicó que fue una decisión del propio Gobierno cubano, que algunos ya han sido liberados como es el caso de Sonia Garro, de las Damas de Blanco, y que espera que todos sean liberados.

Roberta Jacobson también mencionó que en el proceso de convertir la Sección de Intereses en una embajada, muchos de los cambios se producirán sin costo alguno mientras otros requerirán la aprobación del Congreso.

"Pero la transición a una embajada es algo que está dentro de los poderes del Presidente", aseguró.

Sobre las críticas de que la normalización de las relaciones se producen porque Cuba está a punto de perder el subsidio de petróleo de Venezuela y que la ayuda de Estados Unidos no hará más que reforzar al régimen comunista de Raúl Castro, Jacobson respondió:

"No creo que esto sea cierto. Por un lado el embargo se mantiene y por otro, vemos que lo que el Presidente ha autorizado va encaminado precisamente a apoyar al sector privado, a los pequeños empresarios, a las telecomunicaciones, lo cual proveerá a los cubanos de información mundial, y les dará la oportunidad de conocer a los verdaderos estadounidenses en misiones humanitarias, grupos religiosos y atletas. Estas no son las cosas que necesariamente van a permitir que el Gobierno cubano sobreviva o no; que el modelo cubano sobreviva o no. Estos son los tipos de cosas que facultan grandemente a la sociedad civil cubana e individuos cubanos para ayudar a darles un sentido de su propio futuro y les permita conseguir los recursos que necesitan para obtener mayor control sobre sus vidas", concluyó Jacobson.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG