Enlaces de accesibilidad

La izquierda chilena se cambia de nombre luego del fracaso electoral


Bachelet espera que "grandes banderas" de su Gobierno se mantengan con Piñera.

Como en el viejo chiste de Don Otto, -que cambia el sofá donde descubrió a su esposa engañándolo- la izquierda chilena permuta el lenguaje de las palabras y decide modificar su nombre.

Ahora se llamará Frente Progresista, en vez de la Nueva Mayoría, que demostró que no lo era en las urnas, el pasado 17 de diciembre.

Autocrítica y "Mea Culpa" están a la órden del día.

El mismo candidato, Alejandro Guillier, dijo que "cada partido debe hacer su propio análisis de conciencia" y ver los factores que condujeron al fracaso electoral.

Nadie ha puesto -todavía- el dedo sobre la llaga en la profunda hostilidad demostrada contra Sebastián Piñera, las duras frases de Guillier de "le meteremos la mano en el bolsillo a quienes concentran el ingreso" y la negativa compañía del ex guerrillero Tupamaro, José "Pepe" Mujica, en el cierre de la campaña.

Guillier reconoce derrota y felicita a Piñera por triunfo macizo e impecable.
Guillier reconoce derrota y felicita a Piñera por triunfo macizo e impecable.

La izquierda chilena por de pronto, quiere remozar su estructura desde el mismo nombre y se rearma en un nuevo bloque tras la derrota de su abanderado, Alejandro Guillier.

Entre sus prerrogativas está buscar una definición de parte de la Democracia Cristiana y de la ex candidata Beatriz Sánchez -tercera en la primera vuelta y una fuerza en sí- y establecer quién será el líder de la oposición, para hacerle frente al nuevo gobierno de Piñera.

La mira es defender los logros de la presidenta saliente Michelle Bachelet en numerosas reformas, en varios campos sociales y económicos, como lo son el derecho al aborto y cambios en la educación.

Van tener que trabajar duro, como bien comenta Facundo Fitz al diario El Mercurio:

"Los progresistas que citan a Marx, Che Guevara, Maduro, Allende, "El pueblo Unido jamás será Vencido", lo único que progresan sonen sus millonarios sueldos. Los que verdaderamente quieren progreso, meritocracia, bienestar para Chile, se manifestaron el domingo con un lápiz grafito y una papeleta".

Mientras tanto, el ganador Sebastián Piñera, analiza y sopesa qué fuerzas y alianzas lo acompañarán en el gobierno a partir del 11 de marzo.

Tu opinión

Mostrar los comentarios

XS
SM
MD
LG