Enlaces de accesibilidad

Denuncian nuevos planes de Israel para ampliar asentamientos en Cisjordania


Cisjordania. Archivo

"Paz Ahora" precisa que la validación del proyecto de ampliación ha sido ya publicada en la página web del Ministerio de Interior.

La organización no gubernamental (ONG) israelí "Paz ahora" denunció que el Gobierno de Israel aprobó, por tercera vez en una semana, un nuevo plan de expansión de los asentamientos en Jerusalén Este, una decisión que en su opinión
complica las perspectivas de paz.

"El subcomité de la Administración civil para los asentamientos aprobó este miércoles dos planes, que incluyen 261 casas en dos asentamientos", denuncia la nota.

"Los planes incluyen la construcción de 256 casas en Nofei Prat, un pequeño y aislado asentamiento situado en Cisjordania, al norte de un área conocida como Maale Adumim, y otras cinco casas en el asentamiento de Ariel", situado a veinte kilómetros al este de la denominada "línea verde".

"Paz Ahora" precisa que la validación del proyecto ha sido ya publicada en la página web del Ministerio de Interior y que en los próximos días será publicado en la prensa.

También recuerda que una vez que pasen quince días de su aparición en los medios, los planes serán considerados oficialmente válidos.

"La suma de 256 nuevas casas en Nofei Prat cambia radicalmente este asentamiento, lo expande y hace crecer de forma significativa su población, ya que, triplica su tamaño", subraya la citada ONG, que se ocupa de vigilar en especial el desarrollo de las colonias.

"Paz Ahora" advierte de que las medidas pueden afectar de forma negativa los esfuerzos que actualmente dirige el secretario de estado estadounidense, John Kerry, para reconducir el diálogo y llegar a un acuerdo definitivo entre israelíes y palestinos.

"El avance de los planes por tercera vez esta semana demuestra que el Gobierno israelí se aprovecha de este periodo, en el que Kerry prepara un acuerdo entre las partes, afirma la nota.

"De manera inevitable, estos planes dificultan la consecución de la solución de los dos Estados", agrega.

A principios de esta semana se promovieron otros proyectos para ampliar asentamientos, como la construcción de 381 casas en Givaat Zeev y un centro de turismo en el barrio de Silwan, situado en Jerusalén oriental.

El pasado 6 de enero, el Gobierno israelí aprobó planes para la construcción de 272 nuevas viviendas en asentamientos en Cisjordania, y cuatro días después reveló un proyecto para levantar 1,800 nuevas unidades en Cisjordania y Jerusalén Este.

El anuncio fue hecho poco después de que el Gobierno liberara a 26 palestinos como parte de un acuerdo fomentado por EEUU y causó la protesta formal de algunos países de la Unión Europea, como España, Francia, el Reino Unido o Italia, que convocaron a los embajadores israelíes para pedir explicaciones.

Días después, el ministro israelí de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, respondió de forma recíproca, mientras que el primer ministro, Benjamín Netanyahu, instó a la UE a acabar con la "hipocresía" de protestar por "la construcción de unas pocas casas" y a denunciar lo que denominó "provocaciones palestinas".

Gran parte de la comunidad internacional considera que todos los asentamientos construidos en tierra ocupada por Israel tras la Guerra de los Seis Días de 1967 son ilegales.

Por otra parte, el encargado de vigilar las actividades de los colonos judíos en la zona norte de Cisjordania, Ghassan Daghlas, denunció hoy a través de la agencia de noticias Maan que un grupo de colonos arrancó 600 almendros y olivos que habían sido plantados recientemente en Sinjil, localidad próxima a Ramala.

Daghlas dijo que la policía israelí ha abierto una investigación sobre el incidente.
XS
SM
MD
LG